Todo indica que los acontecimientos de la realidad van más rápido que las acciones de la política. Vemos cómo, a casi nada de la definición electoral en la categoría mayor, aún son más las dudas que las certezas de quiénes participarán de la contienda. Si bien es cierto que el presidente Mauricio Macri no se cansa de repetir sobre su predisposición a presentarse a su reelección, en los círculos que antes despertaba adhesiones hoy hay incertidumbre. En el caso de la ex presidente Kirchner, todo hace pensar que será de la partida y que el libro que presentará la próxima semana en la Feria sería el vademécum al cual los periodistas deberán remitirse a la hora de las preguntas a realizarle.

En el caso de la aparición del tercer incluyente, según la definición del filósofo Norberto Bobbio, me refiero a Roberto Lavagna, la gran incógnita reside en su armado político y la base de sustentación peronista que no aparece todavía de manera explícita. Pareciera que, por la rapidez de los acontecimientos, esperar el resultado electoral del 12 de mayo en Córdoba queda lejos.

Mientras tanto, las provincias siguen su cronograma electoral. Este domingo se desarrollaron las PASO en Santa Fe, territorio en el cual el presidente Macri acompañó a su candidato José Corral la semana previa a los comicios. Es de público conocimiento que Cambiemos sufrió su séptima derrota, lo que enciende la luz amarilla de precaución en su camino a octubre. De los 19 departamentos de la provincia de Santa Fe, no logró ganar en ninguno. En esta provincia, dos años atrás el diputado nacional Albor Cantard, quien sigue siendo desconocido hoy, arrasó en los votos. Lo mismo ocurrió con el joven macrista Roy López Molina, quien triunfó en todas las seccionales de Rosario, salvo Empalme Graneros, donde se ubicó segundo.

Hoy el candidato a gobernador Corral, que arañó un 20% del caudal electoral, no puede asegurar la intendencia de la ciudad de Santa Fe que lleva adelante. En cuanto a la intendencia de Rosario, el candidato Roy López Molina obtuvo solo dos puntos más que el candidato Juan Monteverde, que expresa la otra cara del electorado: el voto de quienes vienen sufriendo las consecuencias de la política económica del Gobierno del presidente Macri. Recordar que en el 2017 obtuvo más de 200 mil votos; ahora, 60 mil.

En el caso del candidato más votado, el ex gobernador Antonio Bonfatti, ganó en 4 departamentos de los 19, totaliza 494.217 votos. El frente del justicialismo Juntos triunfó en los 15 restantes, con lo que logró una nada despreciable performance del 42% contra un casi 32% de Bonfatti. Ahora bien, sigue siendo una incógnita si Omar Perotti podrá seducir al electorado de María Eugenia Bielsa, a quien duplicó en votos, 447.535 contra 229.751. La sumatoria es 677.286. ¿Los votos de Bielsa se dispersarán o irán a Perotti? Bielsa admitió los resultados por un tuit, advirtiéndole además a Perotti que la necesita.

Cabe recordar que el candidato Antonio Bonfatti fue electo gobernador en el 2011 con un caudal de 676.805 votos. Prácticamente lo conseguido por el peronismo en sus dos expresiones este último domingo. Se puede inferir que el resultado final de la categoría a gobernador del 16 de junio está abierto.

Otro foco de atención fue la ciudad de Rosario, donde el FPCyS dirimió su interna a intendente entre la socialista Verónica Irizar y el radical frentista Pablo Javkin. Se impuso este último y dejó por primera vez en años al socialismo sin candidato propio para esta categoría.

En general, cuando se organizan las ofertas electorales, los partidos o candidatos toman nota de las situaciones que inquietan o preocupan a los ciudadanos. Amalia Granata hizo suyo principalmente el sentir en defensa de las dos vidas, tema que estaba ausente en las otras ofertas electorales, lo que valió un caudal de votos (146.665) que le permitirá, de ratificarlos en la general del 16 de junio, incorporar cuatro diputados provinciales, lo que le impide retener las diez bancas que hoy tiene el PJ.

En la categoría diputados provinciales, el actual gobernador Miguel Lifschitz, encabezando la lista del FPCyS, logró 543.786. Segunda: Amalia Granata. Lo que podría inferirse que en este ítem el voto fue para conocidos y mediáticos.

Un último dato a analizar es que Santa Fe rompió la paridad de tercios en la que venían desenvolviéndose las últimas elecciones provinciales.