Jair Bolsonaro (AFP)
Jair Bolsonaro (AFP)

Mientras la política se encarga full time de sí misma, los problemas se encargan de sí mismos, y se incrementan. La naturaleza se enoja y produce desastres tales como vemos con las inundaciones en Chaco, Santa Fe, Corrientes, Santiago del Estero, inundaciones que se producen en zonas donde paradójicamente el problema es la sequía. La tala indiscriminada por el afán de ganar tierras para cosechas, los canales clandestinos para salvarse a como dé lugar en forma individual, la falta de obras de infraestructura: ejemplo claro de una falta de política de Estado.

La inflación 2018 cierra sobre el 48 por ciento. Hoy el presidente Mauricio Macri se reúne con su par brasileño Jair Bolsonaro, principal socio económico de Argentina. Brasil cerró con una inflación 2018 del 3,75%, 16 veces menor a la Argentina. El resto de los países vecinos alcanzó una inflación promedio 12 veces menor a la nuestra. Cerramos el 2018 de la peor manera, en un ranking de los peores países; entre 210 estamos en el puesto 188. El PBI cayó un 2,5 por ciento. Para el 2019 el propio FMI prevé otra caída del PBI del 2%, el Gobierno pronostica una inflación del 23%, consultoras privadas hablan de un piso del 35 por ciento. En el 2018 hubo una fuga de capitales histórica: 36 mil millones de dólares.

Es lamentable que pasen los gobiernos y también los candidatos presidenciales realizando anuncios altisonantes, y pocas políticas de fondo que miren a los ojos a los problemas reales, empujando a soluciones serias y tratamientos definitivos. A propósito de la reunión con el presidente Bolsonaro, entre tantas otras preocupaciones que seguramente serán planteadas y que tienen que ver con lo comercial, no solo con Argentina sino con el Mercosur —Macri lo preside—, debiese expresar nuestro Presidente la preocupación que Argentina debe tener ante el tema narcotráfico. Hace muchos años, el doctor Juan Gabriel Tokatlian manifestó que el narcotráfico funciona como las cucarachas: cuando se prende la luz, disparan a otras oscuridades. Es muy probable que la política de mano dura de Bolsonaro "obligue" al narcotráfico a buscar otras geografías, tal vez la argentina.

El egoísmo con el que se viene realizando la política hace ya varios años ha colocado a Argentina, sin anestesia, en esta decadencia inaudita. Increíblemente tanta dosis morbosa de corrupción expuesta parece no espantar ni escandalizar, y pareciese que la corrupción no será un elemento clave en la elección de los candidatos 2019. También es cierto que la Justicia no debiese enredarse en los tiempos de la política, y actuar con rapidez y contundencia sobre los casos que tienen que ver con presidentes en ejercicio o ex presidentes. Esta necesidad que tiene la institucionalidad argentina pareciera tropezar contra el paredón del "no". Hace cuatro años del asesinato del fiscal Alberto Nisman, sin atisbos de los responsables y dependiendo de datos que aporta la inteligencia de Estados Unidos.

Los dirigentes políticos con intenciones electorales debiesen leer el libro Cómo mueren las democracias. Sus autores detallan cómo viró el mundo de los golpes de Estado hacia el inicio del retroceso democrático en las urnas.

Los resultados de una encuesta realizada entre el 13 y 24 de diciembre a 2116 en Francia deberían conmover a todas las investiduras políticas, no solo a las francesas. Ante la palabra "política", el 37% de los consultados la asoció con la palabra "desconfianza". El 32%, con "asco". Solo el 2% eligió la palabra "respeto" para definirla. Y el 1% optó por la palabra "entusiasmo".

Por estas horas donde Venezuela expone sin tapujos la mala praxis política y una dictadura encubierta tras los votos, debiera recordarse que Hugo Chávez llegó a la presidencia tras el hartazgo de una sociedad con su clase política dedicada a sus negocios corruptos. La democracia como tal es un sistema interesante, son los políticos quienes serruchan sus bases con sus malas conductas. Cuando el hartazgo llega a la gente por la corrupción, aparecen oposiciones mesiánicas a la que la gente vota pensando que tal vez sean distintos. Hasta ahora estos personajes también la horadaron.

Así como la violencia es el fracaso de la palabra, el odio es el fracaso de la razón, infundir miedo es el fracaso de la idea superadora. Argentina hoy escucha decir a su actual Presidente, quien busca su reelección: "Estamos por el camino correcto", definiéndolo como "es por acá". Los datos económicos detallados más arriba, sin ideología alguna, hablan por sí solos. Por otro lado, la ex presidente Cristina Kirchner analiza las conveniencias de ser candidata nuevamente. En su decisión pesan dos elementos claves, pero de índole personal. Si es inocente de todos los procesos judiciales que le caben, no presentarse sería abdicar de su inocencia. Si es culpable de lo que se le adjudica, no presentarse sería perder la oportunidad de enfrentar a la Justicia desde el poder.

A propósito de lo expresado por el presidente Macri sobre la ratificación del rumbo de su Gobierno, su convicción no sería tan contundente, dado que en su reunión con el radicalismo el pasado viernes les solicitó enfáticamente a los referentes de la Unión Cívica Radical (UCR) que le ayuden a convencer a María Eugenia Vidal de la importancia de no desdoblar las elecciones en la provincia de Buenos Aires, para que le posibilite su triunfo en octubre. Vidal está convencida que desdoblándolas puede ganar intendencias que, de lo contrario, irían a CFK. Por otro lado, tal vez y aunque nunca se lo confíe ni a su almohada, sea una manera de preservarse ante Macri.

Mientras tanto y por su parte, el doctor Lavagna sigue trabajando un proyecto con la idea de plasmarlo en un encuentro nacional. Así como se reunió con los gobernadores Sergio Uñac, de San Juan; Juan Manuel Urtubey, de Salta y dirigentes como Ricardo Alfonsín y Sergio Massa; el viernes pasado lo hizo con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz. El año pasado hizo lo propio asistiendo a una mesa con dirigentes gremiales y empresarios.

Lavagna invitó al gobernador de la provincia de Santa Fe a un almuerzo en su casa de Cariló. Agua mineral, rabas y salmón. Los últimos meses del 2018 se produjo la primera reunión entre ambos a través de Rosendo Fraga. Fue suficiente un saludo de fin de año para el convite al almuerzo. Durante dos horas se habló sobre la principal preocupación que lo ocupa. El ex ministro de Economía está a favor de la construcción de consensos amplios, mayoritarios no unánimes a través de un conjunto de compromisos básicos formateando lo que podría ser un Encuentro Argentino. En este marco, el gobernador conversará con pares y sectores de otras miradas políticas. Dado que este espacio que está en gestación se define como plural, su base es el peronismo pero necesita de aliados. El gobernador Lifschitz se encargó de aclarar que estas conversaciones no significarán el traslado de los acuerdos que se logren a la política provincial.

Finalmente y también en Santa Fe, la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa resolvió presentarse a las internas del Partido Justicialista, reforzándolas, compitiendo  principalmente con el actual senador nacional Omar Perotti. Sostiene Bielsa: "Si bien he conversado con todos los sectores políticos, mi espacio contendrá a Unidad Ciudadana". Sigue insistiendo sobre la necesidad de la unidad pero encabezando ella la lista a gobernador, y reservándose para sí la elección de su vice, lo cree demasiado importante como para ser parte de un acuerdo político. Si bien Bielsa dice contener en su armado a Unidad Ciudadana, este tercer espacio muestra decisión de participar en la interna del PJ solo. Lo conforman el diputado nacional Marcos Cleri, el diputado provincial Leandro Busatto y la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun, quien manifestó: "La lapicera que definirá el candidato de este espacio la tiene Cristina". Busatto, en coincidencia, agregó que la ex Presidente decidirá si este sector irá a internas o presentará lista única.

La autora es periodista, analista política y conductora de radio y TV.