G20: hacia un desarrollo sostenible e incluyente

(Foto: Manuel Cortina)
(Foto: Manuel Cortina)

Hace 10 años, los líderes de las veinte economías más importantes del mundo se reunieron por primera vez en Washington D. C., con una misión: hacer frente, de manera conjunta, a las consecuencias de la crisis financiera global y acordar políticas para lograr la recuperación económica y la estabilidad del sistema financiero internacional. La cumbre de líderes de 2008 no solo arrojó resultados positivos para la gobernanza económica global, sino que también puso de manifiesto que, en un sistema internacional multipolar, interdependiente e interconectado, los desafíos globales únicamente pueden atenderse y superarse actuando de manera conjunta. Así, el G20 reafirmó la importancia fundamental del multilateralismo y de la cooperación internacional.

El escenario internacional actual presenta nuevos desafíos y oportunidades. La cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires es una ocasión única para que los miembros de este grupo renueven su compromiso con el multilateralismo y acuerden acciones colectivas encaminadas a alcanzar un futuro más estable, sostenible e incluyente para todos.

Las prioridades que ha fijado la presidencia argentina del G20 apuntan en esa dirección. Las nuevas tecnologías están modificando el mercado laboral y la economía en su conjunto, y presentan oportunidades sin precedente para lograr sociedades más incluyentes y alcanzar un desarrollo sostenible. Sin embargo, las tecnologías, por sí solas, no traerán crecimiento económico y bienestar. Los miembros del G20 tienen la responsabilidad de implementar políticas públicas integrales con el objetivo de que las personas cuenten con las herramientas necesarias para aprovechar las oportunidades que brinda el cambio tecnológico.

Educación de calidad: prioridad del G20

Para países como México es de destacar la iniciativa de Argentina de introducir el tema de la educación en la agenda del G20 por primera vez. La educación es un derecho fundamental y esencial para el ejercicio pleno de otros derechos. Más aún, es la base para lograr un mundo más justo y próspero, ya que empodera a los individuos y los dota de las habilidades necesarias para el empleo y para la vida.

Comercio internacional

El G20 ha sido un firme promotor del comercio y de las inversiones libres. Frente al escenario de comercio internacional actual, el G20 debería, una vez más, reafirmar su apoyo al sistema multilateral de comercio fuerte, transparente y basado en normas, con la Organización Mundial del Comercio (OMC) en su centro. Para la economía global, es importante asegurar que el comercio libre y abierto siga siendo uno de los principales motores del crecimiento.

El futuro del G20

En estos tiempos de desafíos, el G20 debe continuar promoviendo una gobernanza económica sólida, impulsar el desarrollo sostenible y asegurar un crecimiento incluyente. Para lograrlo, sus miembros deben, primero, mantener su compromiso con el diálogo y, segundo, poner las necesidades de las personas en el centro de sus acciones conjuntas. La cumbre de líderes de Buenos Aires deberá enviar un mensaje claro de que los mandatarios son conscientes de las necesidades de sus sociedades, de que están trabajando colectivamente para satisfacerlas. Esta es una obligación y también un imperativo moral.

El autor es Subsecretario de Relaciones Exteriores de México. Sherpa de México para G20.

TE PUEDE INTERESAR