Groucho Marx dijo "Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!"

En Argentina nos hacen falta dólares para cubrir el déficit fiscal, pero hacen mucha más falta aún otras cosas importantes. Cada lector defina qué le parece importante y qué nos falta. Yo simplemente mencionaré el "sentido común".

Como sociedad nos falta "sentido común" para darnos cuenta que no se puede culpar a los demás de la propia falta de responsabilidad, que no se puede vivir sin trabajar, que no se puede castigar al que hace un esfuerzo, que no se puede gastar más de lo que se tiene.

Como sociedad tenemos que definir en qué queremos y podemos gastar. No alcanza para todo. Además, por no haber querido gastar menos antes, ahora hay que pagar intereses por lo que nos prestaron. Siempre siempre (siempre!) hay un costo del dinero, aunque más no sea lo que se deja de hacer, el famoso costo de oportunidad: los recursos son escasos y se deben definir prioridades.

Como sociedad nos negamos a entender que el que trabaja merece el fruto de su trabajo, que no puede subsidiar nada eternamente, que oposición y gobierno tienen que tener algunos puntos en común ya que vivimos en el mismo país.

Esa falta de sentido común se refleja en el dólar, que funciona como un termómetro: hay poca oferta por exportaciones (llevamos dos cosechas castigadas por inundación en '17 y sequía '18) y gran demanda de dólares.

Los dólares del exterior, como vienen, se van. Sólo exportando más saldremos adelante. También hubo y habrá errores de política aunque ese no es el principal problema. Lo grave es que queremos las cosas importantes sin hacer el esfuerzo para lograrlas. Tiene razón Groucho: lo importante cuesta mucho… de entender!

La autora es economista y profesora. Directora de Asuntos Institucionales de la UCEMA.