¿Cómo se enfrentarán los efectos colaterales de los cuadernos?

Cuando comenzó a exhibirse el contenido obsceno de los cuadernos de Centeno, y tras la catarata de protagonistas arrepentidos declarando, pregunté si la búsqueda de corruptos y corruptores tiene como límite el 2015. De esa respuesta depende, a mi criterio, la seriedad de la investigación. Es decir, si lo conocido hasta hoy con dificultad para la adjetivación tiene profundas y sanas intenciones justicieras para lograr curar en salud a la república o no. Pasado un mes de la aparición de los cuadernos y la formulación de mi pregunta publicada en este espacio, empieza a conocerse la respuesta. La investigación se circunscribiría al período 2007-2015. No solo deja afuera, tal como reflejaron colegas especialistas en temas de corrupción, a arrepentidos como Julio López, Claudio Uberti y Ernesto Clarens. También excluiría a Franco Macri por IECSA y a Techint. Investigar hasta el 2015 es lógico en lo que respecta a las actuaciones de la ex presidente Cristina de Kirchner. Allí concluyó su gobierno. Sería deseable, con protagonistas que no cambiaron, que la investigación continúe para saber si verdaderamente hubo un cambio o no, en la matriz de la corrupción.

A casi 36 meses del inicio del Gobierno de Mauricio Macri resulta asombrosa la obcecación en insistir con políticas que no mejoran la realidad. Es claro que haciendo lo mismo el resultado no puede ser diferente. Mucho más cuando los indicadores muestran día a día el alejamiento de las metas prometidas por el actual Presidente: bajar la pobreza, aumentar el empleo, apostar al valor agregado. En un solo ejemplo a veces se grafica lo que se busca decir. Los balances del primer semestre del 2018 de tres empresas con fuerte dependencia del mercado doméstico reflejan pérdidas. Se trata de Molinos, Arcor, Mastellone. La pérdida total oscila los cinco mil millones de pesos. La más perjudicada es Arcor, con una pérdida de 2999 millones de pesos. Este indicador es consecuencia de los yerros en las políticas oficiales. Como me decía Novaro: "El Gobierno está básicamente asustado, se ha quedado sin plan, solo haciendo ajuste fiscal".

Si el Gobierno creyó que el acuerdo con el FMI aliviaría su situación económica, está demostrado que no es así. La realidad es que se agotó la receta del Fondo y el dinero también, a pesar del anuncio del ministro Nicolás Dujovne de la llegada en septiembre de un nuevo tramo de tres mil millones. ¿Para qué sirve esta cifra si para contener el dólar el Gobierno utilizó entre la semana pasada y lo que va de esta un tercio?

Veamos los efectos colaterales del contenido de los cuadernos. ¿Qué ocurrirá con la Unión Industrial Argentina? Es conocido hasta aquí del predominio de Techint en la conducción, más allá de quién sea designado presidente. ¿Cómo quedará delineado el mapa de los industriales luego de los pases de factura internos? Una alta fuente de la entidad industrial me decía: "Este momento es propicio para que llegue la oxigenación entre el sector público y privado, y además para que los sectores integrantes de esta institución aparezcan representados genuinamente. También la coyuntura debiese servir para que las instituciones del interior tengan la representatividad que merecen dentro del seno de la UIA". A los fines de diferenciar a las empresas de las personas, las compañías investigadas seguirán operando más allá de la investigación judicial, a través de la constitución de un fideicomiso, lo que va a permitir que los aportes de los bancos para financiar las obras públicas de PPP lleguen a las empresas y las obras comiencen.

El diputado Daniel Arroyo hace tiempo que advierte sobre el agravamiento de la situación social. Ayer me decía: "Veo cómo se desploma aceleradamente lo social. La gente está sobre-endeudada. Temo que se esté rompiendo el contrato social. Veo gente que se desenganchó del gobierno y se enojó con la política".

La CGT mañana en el plenario de secretarios generales en La Fraternidad decidirá si acepta la moción de un nuevo paro general de 24 horas a realizarse en septiembre impulsado por Juan Carlos Schmid. A mi criterio la discusión sobre el presupuesto 2019 será el gran momento de diferenciación entre peronistas. Entiendo que quienes no tengan la presión de la necesidad de sus gobernadores probablemente no voten un presupuesto que tendrá un recorte de 300 mil millones de pesos.

A propósito del peronismo, a hoy, pareciese que el sector emparentado con la corrupción es el que tiene los votos, mientras las otras figuras con más o menos talento personal carecen de ellos.

El senador Miguel Ángel Pichetto desde un espacio armado por gremios hace mantenimiento, hasta que un candidato del sector tome la posta. Este peronismo siente que debe sacudirse las constantes imputaciones sobre su falta de apego a la institucionalidad.

Ante tanta parálisis de la política, el senador Omar Perotti insta para que sea tratado en Diputados el proyecto de su autoría que ya tiene media sanción del Senado proponiendo el aumento sostenido y progresivo del presupuesto destinado a Ciencia y Tecnología desde un 0,3% del PBI actual hasta alcanzar como mínimo el 3% hacia 2030. Perotti insiste: "El futuro no se recorta, Argentina no puede sin esto alcanzarlo".

Política en Santa Fe

Mañana en una jugada de riesgo el gobernador Miguel Lifschitz ha decidido que la Cámara de Diputados en una sesión especial defina la suerte del proyecto que impulsa de reforma de la Constitución provincial. Como se dijo, el número mágico para el sueño reeleccionista es la suma de 34 voluntades. A horas de tal definición todo indica que las oposiciones no han cambiado su parecer y se mantiene en nueve voluntades la diferencia para llegar al número.

Mientras esto acontecerá en Santa Fe, en la ciudad de Rosario la Multisectorial contra el Tarifazo le pedirá una entrevista al gobernador Lifschitz para que nación con los bonos que adeuda a la provincia le pague a Cammesa para bajar la tarifa de energía eléctrica.

TE PUEDE INTERESAR