En su primer plenario, el 19º Congreso del Partido Comunista de China (PCC) definió la conformación de su nuevo comité central, compuesto por 376 miembros. Por encima de ellos está el Politburó, que cuenta con 25 miembros. Y en la cúpula se encuentra el Comité Permanente, con los siete hombres más fuertes.

El Comité Permanente del Politburó quedó definido con la esperada continuidad de Xi Jinping (64), quien seguirá ostentando los cargos de presidente de la República, secretario general del PCC y de la Comisión Militar Central. Xi, que el año pasado había sido declarado núcleo del PCC, reafirmó su liderazgo indiscutido.

También fue renovado en su cargo el premier Li Keqiang (62), sumándose cinco nuevos miembros. De ellos, el menor tiene 60 años y ninguno pareciera, a priori, perfilarse como eventual sucesor de Xi. Esto reafirmaría la hipótesis de la posible continuidad de Xi, pos 2022. La regla tácita del PCC son dos mandatos como máximo y un tope de edad fijada en 68 años para retirarse. Los cargos y las funciones que ocuparán los nuevos integrantes del Comité Permanente más o menos ya se saben, aunque se confirman oficialmente cuando sesione la nueva Asamblea Popular.

El número tres será Li Zhanshu (67), hasta ahora presidente de la Oficina General del Comité Central y una suerte de jefe de gabinete de Xi. Zhanshu es un hombre de extrema confianza del Presidente desde hace décadas. Se estima que conducirá la Asamblea Popular a partir de 2018.

Cuarto en la jerarquía quedó Wang Yang (62), quien será vice premier. Pertenece a la Liga de la Juventud, referenciada con el ex presidente Hu Jintao. Se lo considera uno de los más liberales y aperturistas del entorno de Xi, quien justamente acaba de postular una China "cada vez más abierta al mundo". Yang tuvo mucha experiencia en Guangdong, la provincia más rica de China. Podría presidir el Consejo Político Nacional, máximo órgano de asesoramiento político.

Quinto quedó Wang Huning (62), un teórico brillante, cabeza de la Oficina de Investigaciones sobre Políticas. Con la incorporación del pensamiento de Xi con rango constitucional, lo que lo equipará a Mao Zedong, Huning tendrá un papel muy importante en esta etapa de renovación ideológica y mayor propagación de las ideas de Xi. Cabe destacar que Huning se inició como asesor presidencial muy joven, por los tiempos de Jiang Zemin. Es el gran cerebro del PCC.

El número seis será Zhao Leji (60). Es a quien más atención habría que prestar, por su relativa juventud y el papel central que tendrá. Presidía el Departamento de Organización Central. Ahora, reemplazará al hombre más fuerte durante el primer mandato de Xi, Wang Qishan, quien tras muchas especulaciones se retira, con 69 años. Leji quedará entonces a cargo de la Comisión Central de Disciplina y la megacampaña de anticorrupción, uno de los pilares de la gestión de Xi.

Finalmente, Han Zheng (63). Es el menos conocido del nuevo Comité Permanente, aunque es el jefe del PC de Shanghai, donde nació e hizo casi toda su carrera. Sobrevivió a algunas purgas y a duras internas. Se ganó la fidelidad de Xi cuando a este le tocó cumplir funciones ejecutivas en Shanghai.

El autor es magíster en Políticas Públicas (Flacso) y Master of China Studies (Universidad de Zhejiang). Politólogo y docente universitario (UCA). Director de Diagnóstico Político.