Tras la primera ronda con el disco y la eliminación de La Tigresa del Oriente del Bailando, empezó la cumbia con la presencia de Mariela La Chipi Anchipi y su bailarín, Mauro Caiazza.

En la previa, La mujer de Dady Brieva reconoció que había hecho terapia con su pareja, afirmó que el Midachi es celoso. "Generalmente sabe dónde voy a estar, le dejo las coordenadas".

Con respecto al caso de Yanina Latorre, afirmó que "no se lo deseo a nadie en la vida, es muy fuerte y uno nunca está exento de que le pase, uno no tiene la seguridad de nada en la vida".

Con un vestuario deslumbrante, la ex coach del certamen hizo un "fondo blanco" con un trago de la barra y bailó "Le falta un beso" de Agapornis y se llevó un gran puntaje.

A la hora de las devoluciones, Ángel De Brito, que le puso un 9, expresó: "Este es un ritmo engañoso porque muchos lo subestiman, pero ustedes estuvieron genial. Se nota que se entienden y la pareja fluye".

A Pampita Ardohain, esta vez con el voto secreto, también la deslumbró. "Me parece que este equipo siempre nos va a dar más. Hoy nos trajeron un show redondito", afirmó.

Moria Casán destacó la química en la pista y los premió con un 10. "Esta pareja es una bomba, estalla. Desde el comienzo ya me morí", los elogió.

En cambio, Marcelo Polino no se mostró tan convencido. "Me gustó, pero hubo mucho firulete. Esperaba un poco más de cumbia, algo más callejero", les dijo y les puso un 6. En total, la pareja obtuvo 25 puntos.