Moody´s emite un fuerte respaldo al gobierno de Cambiemos con suba de la nota crediticia

La evaluadora de riesgo soberano cambió a positiva la calificación de la deuda pública

La calificadora de riesgo crediticio ratificó la señal positiva que había emitido en enero (Reuters)
La calificadora de riesgo crediticio ratificó la señal positiva que había emitido en enero (Reuters)

Moody's Investors Service cambió la perspectiva de la calificación del gobierno de Argentina a positiva desde estable y afirmó la calificación de emisor en B3, las calificaciones senior no garantizadas en B3 y Ca, la calificación provisional senior no garantizada y la calificación del programa de notas de mediano plazo en (P)B3 y (P)Ca, las calificaciones de corto plazo en Not-Prime (NP) y el programa de notas de mediano plazo globales en (P)NP.

Los principales impulsores de la acción de calificación son:

1. La mejora de la orientación de políticas de Argentina, lo cual apoya el retorno al crecimiento económico en 2017;

2. La expectativa de Moody's de que un crecimiento económico más rápido permitirá que el gobierno de Argentina comience a reducir su elevado déficit fiscal en 2018.

3. En los últimos catorce meses, se establecieron una serie de políticas que han sentado las bases para futuras mejoras a la fortaleza económica y fiscal de Argentina, y para una reducción de su exposición a shocks. La perspectiva positiva refleja una mayor probabilidad de que esas políticas, y las mejoras en la fortaleza institucional de Argentina que reflejan, sean sostenidas e impulsen mejoras duraderas en el perfil crediticio de Argentina.

De este modo, una de las principales evaluadoras de riesgo soberano ratificó las señales que había emitido a comienzos del corriente año.

LEA MÁS:

Otro factor relevante para los economistas de Moody´s, como Mauro Leos y Gabriel Torres, que da apoyo a la perspectiva positiva es "la proyección sobre que la economía Argentina volverá a crecer en 2017 y 2018, respaldada por la mejorada composición de políticas del Gobierno, que han procurado reducir la inflación y aumentar la confianza de los inversores. Tras haber registrado un crecimiento prácticamente nulo desde 2011".

Un factor decisivo es la consolidación de la perspectiva de que el PBI volverá a crecer en 2017 y 2018 después de un lustro de estancamiento

Según las previsiones de Moody´s, "la economía argentina crecerá un 3% en promedio este año y el próximo, impulsada por un mayor consumo en la medida en que la inflación disminuye y aumentan las inversiones públicas y privadas". Se trata de valores moderadamente inferiores a las previsiones del Gobierno, pero más optimistas de la que proyectan muchas consultoras privadas.

Fuerte desaceleración de la inflación

"Durante el período de seis meses hasta enero de 2017, la inflación cayó a menos de 17% sobre una base anualizada, en comparación con 40% para 2016 en su conjunto. Moody's espera que una menor inflación impulse los salarios reales y el consumo, y que el proceso de deflación dé apoyo al objetivo del Banco Central de Argentina de alcanzar una inflación de un solo dígito para 2019".

Moody’s espera que una menor inflación impulse los salarios reales y el consumo

Más crecimiento y menos inflación constituyen para la evaluadora de riesgo crediticio dos pilares fundamentales para que el Gobierno logre en 2018, con la economía de nuevo creciendo, y una vez concluidas las elecciones de medio término en octubre de 2017, "reducir el déficit fiscal en al menos 1% del PBI frente a los resultados de 2017, y que se seguirá registrando una consolidación fiscal similar en 2019″.

Y si bien los economistas no desconocen que la creciente dependencia de los mercados de capitales internacionales para financiar el déficit fiscal aumentará la relación de deuda/PBI "el riesgo de refinanciamiento de Argentina seguirá siendo aún menor que lo que sugieren sus números de deuda".

De ahí que "la afirmación de la calificación de B3 de los bonos del gobierno de Argentina está respaldada por el alto desarrollo económico del país con relación a sus pares, el riesgo moderado de refinanciamiento —ya que una alta proporción de deuda del Gobierno fue contraída con otras entidades públicas y bancos multilaterales—, y por una mejora del marco institucional del país".

“La fortaleza económica de Argentina está respaldada por su PBI per cápita de USD 20.499 (2015, base PPA), significativamente mayor que la mediana de USD 6.958 para soberanos con calificación de B”

Y agrega que "los USD 575.000 millones de PBI Argentina (estimación 2017) es mucho mayor que la mediana de USD 220.000 millones de otros pares".

La mejora de la perspectiva de estable a positiva surgió después de que "el 1 de marzo de 2017, un comité de calificación fuera convocado para discutir la calificación del gobierno de Argentina. Los principales puntos planteados durante el debate fueron: los fundamentos económicos del emisor, incluyendo su fortaleza económica, han mejorado sustancialmente. Así como la fortaleza institucional y la gestión".

 
TE PUEDE INTERESAR