Según lo relevado por la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, en mayo de 2016 se contabilizaron en el total país alrededor de 6,1 millones de trabajadores asalariados registrados en el sector privado. En la comparación interanual, se advierte una contracción de cerca de 59.840 asalariados formales con respecto al mismo mes del año anterior, lo cual implica una reducción anual del 1% del total de los trabajadores bajo relación de dependencia.

En tanto, la variación mensual desestacionalizada indica una caída de 0,2%, equivalente a 12.370 trabajadores.

Cabe destacar que desde el punto de vista de la comparación interanual, el sector de actividad que explica la mayor parte de la caída observada en el total de trabajadores registrados es la Construcción. De hecho, la reducción del número de asalariados formales en la Construcción representa más del 90% de la caída observada en el total de los trabajadores registrados en empresas privadas (de la caída de 59 mil puestos, 54 mil pertenecen a Construcción).

EMPLEO POR RAMA

En cuanto al empleo por rama de actividad, en la comparación de mayo de 2016 con respecto al mismo mes de 2015 los sectores que verificaron mayor incremento en el número de trabajadores fueron: Comercio (13 mil trabajadores nuevos); Servicios Sociales y de Salud (10,5 mil trabajadores) y Enseñanza (cerca de 8 mil).

Por su parte, la dinámica contractiva se concentró básicamente en los siguientes sectores: Construcción (54 mil trabajadores), Industria manufacturera (cerca de 27 mil trabajadores) y Agricultura, Ganadería y Silvicultura (10 mil trabajadores menos).

Desde el punto de vista de la variación mensual (con la estacionalidad propia del mes analizado), el único sector que mostró cierta expansión en la dotación de personal fue Enseñanza, con una incorporación de 2.500 trabajadores formales. Por otro lado, las ramas de actividad que presentaron mayor contracción del nivel de trabajo registrado fueron: Servicios Empresariales, Inmobiliarios y de Alquiler (algo más de 11 mil trabajadores); Industria manufacturera (10 mil); Agricultura y Ganadería (6 mil); y los sectores de Comercio y Hoteles y Restaurantes (cerca de 5 mil cada uno).

Estas caídas se explican, en parte, por fenómenos estacionales. Si se analizan las series desestacionalizadas, las empresas del sector Servicios Empresariales redujeron su empleo en 2,9 mil puestos, la Industria en 6,2 mil puestos, el sector de Comercio en 1,4 mil trabajadores, mientras que el sector de Agricultura y Ganadería; y Hoteles y Restaurantes muestran estabilidad en sus dotaciones de personal.

En mayo último el salario formal privado fue de $17.985 en promedio

En cuanto a los salarios nominales, en mayo de 2016 el salario promedio del total de los puestos de trabajo registrados alcanzó a los 17.985 pesos; este valor implica un aumento del 33,7% con respecto a la remuneración promedio de mayo de 2015.

Este informe utiliza como fuente los registros administrativos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que incluye la totalidad de los empleos asalariados del sector privado del país ya que el SIPA contiene todas las Declaraciones Juradas presentadas por los empleadores ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). En esta publicación se considera como unidad de análisis al trabajador y no al puesto de trabajo: esto significa que se cuantifica el número de trabajadores asalariados registrados, independientemente de la cantidad de puestos que ocupe cada uno.

El Ministerio de Trabajo cuenta con dos fuentes de información que muestran la evolución del empleo registrado privado: la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), que se realiza en aproximadamente 3.000 empresas; y el SIPA, base del presente informe.