En el contexto actual, viendo tantas situaciones en las que nos vemos envueltos, se me ocurrió escribir esta nota y le pedí ayuda a Marcelo Benedetto, un gran periodista.

¿Cuántas veces juzgamos a las personas sin saber por lo que pasan?

Voy a hablar del tema Ricardo Centurión, un jugador de fútbol que se inició en Racing; pasando por Brasil, Boca, Mexico e Italia, para después retomar a Racing y actualmente formar parte del equipo de Vélez Sarfield. Si me preguntan mi opinión, debería haber sido parte de la selección argentina en el mundial Rusia 2018.

A lo largo de estos años, muchas veces se lo puso en primera plana por actos de indisciplina e historial de excesos, y denuncias. Uno de los más relevantes fue una discusión con el Chacho Coudet en un partido Racing/River; a partir de esto fue lo excluyeron del plantel cuando la Academia ganaba ese esperado campeonato. Como seguidor del fútbol me pareció correcta la decisión de Couldet, como a la mayor parte de la sociedad. Toda una sociedad lo criticó y lo condenó por ese hecho de violencia.

El domingo que nos esteramos de la trágica muerte de su novia, Melody Pasini. Su hermana Sol explicó vía Twitter que Melody sufrió un paro cardíaco, que era transplantada del corazón desde hace 13 años, que tuvo cáncer en el 2015 y tres stent dos años a tras.

Entonces me surge la pregunta: ¿cuántas veces juzgamos a alguien sin estar en sus zapatos?

Centurión nunca contó nada de su vida privada. Quién sabe por todo lo que tuvo que pasar con su pareja. Nunca fue de público conocimiento, hasta el domingo... Creo que como sociedad tendríamos que preguntarnos qué le pasa a una persona antes de juzgar sus acciones; a nadie le corresponde simplemente porque, realmente, nunca sabemos lo que le pasa al otro.

Gracias a Marcelo Benedetto- @m_benedetto- por su colaboración

Escrita por Leandro Rud

@leandromrud