Durante la pandemia la concurrencia a donar sangre bajó un 80 por ciento

Algo indispensable como la sangre escasea en los centros de salud del país. La emergencia por COVID-19 acentuó la ya reducida concurrencia de donantes. En un comienzo (marzo 2020) la Cámara Argentina de Medicina Transfusional (CAMET), estimó que las donaciones descendieron abruptamente en un 80 por ciento. ¿Por qué la gente no dona o dona poco? Miedos, mitos y falsa información que debemos derribar para ser héroes… porque ser héroes se lleva en las venas.

Cuando nos internan o nos operan, no imaginamos que hay recursos como los del banco de sangre, que están ahí para nosotros. Y claro, la sangre tampoco aparece allí mágicamente. Los donantes son necesarios y fundamentales para que la rueda de la salud gire y, sin embargo, sólo 4 de cada 10 personas se acerca a donar con frecuencia. “En el peor momento de la pandemia el porcentaje de concurrencia a donar sangre bajó 80 por ciento”, detalla el Dr. Oscar W. Torres, Jefe de Hemoterapia de ITAC by Diaverum, Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad, y Presidente de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular.

Luego, al difundir la problemática a través de los medios de comunicación, muchas personas se acercaron a donar, logrando estabilizar ese descenso en un 60 %. Aun así, en nuestro país, las donaciones voluntarias no alcanzan para cubrir las demandas transfusionales en su totalidad y es por eso que los equipos de salud se ven obligados a realizar pedidos de urgencia permanentemente.

- ¿Cómo llegó Argentina a tal baja en los bancos de sangre?

-Hay varios factores que tienen que ver con la pandemia

- El confinamiento.

- El temor de contagio por COVID al ingresar a un ámbito hospitalario a donar sangre.

-Parte de la población con edad para donar sangre enferma por COVID sumado al aislamiento de sus contactos estrechos.

Y hay otras razones que tienen que ver con los períodos del año como tiempo de vacaciones o fines de semanas largos, llámese carnaval, Semana Santa, feriados puente. Esto sin contar la desinformación sobre el tema.

Según la Lic. Natalia Fernández, Responsable de Promoción de la donación voluntaria de sangre de la Fundación Hemocentro Buenos Aires, una pregunta muy usual en la actualidad es si se puede donar sangre luego de haber padecido Covid. Y la respuesta es sí, se puede donar. Debe haber transcurrido un mes del alta. “La gente se frena porque tiene dudas. Pero tienen que saber que la donación de sangre es un procedimiento seguro. Todo el material que se utiliza es descartable y las medidas de higiene, limpieza y distanciamiento han sido intensificadas en todos los bancos de sangre para evitar el contagio por Covid”, explica la Lic. Fernández y prosigue con una creencia popular muy difundida: “Muchas veces este procedimiento se confunde con los análisis de laboratorio y las personas acuden hasta con 12 horas de ayuno. Y la verdad es que no es necesario ni recomendable asistir a donar sangre en ayunas. Por el contrario, se recomienda ingerir previamente algún alimento y/o bebidas azucaradas.

Para desterrar las falsas creencias, el Dr. Torres agrega: “Además de no ser necesario ni recomendable guardar ayuno para donar sangre, tienen que saber que la menstruación no es un impedimento y que el tratamiento con algunos fármacos no impide la donación (por ejemplo, anticonceptivos, vitaminas, algunos antihipertensivos). De todos modos, en el momento de la entrevista pre-donación, justo antes de pasar a la camilla por 15 o 20 minutos, se evalúan estas eventualidades en forma estrictamente confidencial.

Lo importante es que quien desea cumplir con este acto solidario sea una persona sana y sin riesgos para las infecciones que se transmiten por transfusión como Chagas, Hepatitis B, Hepatitis C, Sífilis, B Brucelosis, HIV, HTLV o Malaria.

- ¿Cada cuánto se puede donar?

-Debe existir un intervalo de 8 semanas entre cada donación de sangre, pero se debe tener en cuenta que el hombre sólo puede hacerlo hasta 4 veces en el año, y la mujer hasta 3 veces.

- ¿Todos los grupos y factores de sangre pueden donar?

- Todas las personas entre 16 y 65 años de edad

-Además de la edad, ¿podemos resumir los requisitos para donar?

-Descanso mayor a 4 horas

-Sentirse sano

-Peso mayor a 50 kg

-No haberse tatuado en los entre los 6 y 12 meses previos

-No ser portador de HIV, hepatitis B, hepatitis C, HTLV, o la pareja sexual de portadores de estas enfermedades

- ¿Por qué se insiste tanto en la donación voluntaria y habitual de sangre?

-Porque está perfectamente comprobado que este tipo de donación, en la cual no hay un condicionamiento de un familiar o amigo enfermo, tiene menor riesgo para las infecciones transmitidas por sangre. Los donantes habituales, saben claramente de la responsabilidad social que representa la donación de sangre, es decir, ser de bajo riesgo para las infecciones transmisibles por transfusión. No están condicionados, como el donante de reposición, para donar sangre

- ¿Qué beneficios se lograrían al aumentar los voluntarios?

- Si una persona donara voluntariamente su sangre, mínimamente 2 veces al año, no se suspenderían cirugías, trasplante de órganos, tratamiento a pacientes con enfermedades de la sangre, o se dispondría de sangre para las hemorragias con riesgo de muerte de un paciente (parto, accidentes). Porque alcanzaríamos, a nivel país, un alto número de componentes de la sangre (glóbulos rojos, plasma, plaquetas y crioprecipitados).

Con la finalidad de contar con métodos menos invasivos y más económicos que otros -como las biopsias-, un grupo de científicos trabaja para localizar, en sangre, las células inmunosupresoras que provocan que el sistema inmune de los pacientes deje de reconocer al tumor como algo que debe ser atacado y removido. EFE/Archivo
Con la finalidad de contar con métodos menos invasivos y más económicos que otros -como las biopsias-, un grupo de científicos trabaja para localizar, en sangre, las células inmunosupresoras que provocan que el sistema inmune de los pacientes deje de reconocer al tumor como algo que debe ser atacado y removido. EFE/Archivo

- ¿Para qué se usa la sangre que donamos?

-Para el tratamiento de ciertas enfermedades o para mejorar la calidad de vida de los pacientes. De cada unidad de sangre donada, se obtienen 3 componentes (glóbulos rojos, plasma, plaquetas) y a veces otro producto más, llamado crioprecipitado. Cada uno de estos productos tienen una indicación específica, y se transfunden según las condiciones clínicas del enfermo

- ¿Cuántas bolsas de sangre se necesitan para diferentes cirugías/operaciones?

-Este es un cálculo que depende del estado clínico del paciente, es decir del tipo de enfermedad que esté cursando. Sólo a modo de ejemplo, una mujer durante el parto, puede sangrar tan intensamente de puede necesitar hasta 50 componentes, lo mismo que un trasplante de hígado, o pacientes con enfermedades de la sangre.

Por esta causa, es importante que la población concurra espontáneamente a donar sangre, en forma voluntaria y altruista para que, en el momento de la demanda transfusional, ésta pueda ser cubierta de inmediato.

-Además de sangre, ¿una persona puede donar un solo componente?

-Sí. Además de donar sangre, una persona puede donar solamente plaquetas. Este procedimiento se realiza por un procedimiento llamado aféresis.

En este caso al donante se le extrae sangre con una máquina, separa las plaquetas, y le devuelve el resto de los componentes. Cada producto de plaquetas obtenido por este método, equivale aproximadamente a 8 unidades de plaquetas obtenidas de donantes individuales. Además, tiene la ventaja de que, para esta donación, no es necesario un intervalo de 2 meses. Si es necesario a las 72 horas. puede repetir la donación.

-¿Puede donar sangre una persona que recibió alguna de las vacunas aprobadas contra el COVID-19?

Según indican los informes conjuntos del Ministerio de Salud de la Nación y la Asociación de Hemoterapia, se recomienda esperar 72 horas entre la aplicación de la vacuna y la donación de sangre.

En todos los casos, debe comunicarlo durante la entrevista previa a la donación para actuar en consecuencia, sobre todo si el donante se hubiera inoculado en el exterior con otro tipo de vacuna.

En cuanto a las personas que participen en un ensayo clínico sobre vacunas contra el SRAS-CoV-2, se deberá diferir por 1 año la donación de sangre, a partir de la fecha de la vacunación, salvo que la vacuna sea autorizada posteriormente por la autoridad reguladora pertinente.


-Existe un mail o una web para empadronarse como voluntario y esperar el llamado

-El país entero necesita donantes de sangre. Por lo tanto, tal como lo aconseja la organización Mundial de la Salud, quien quiera sonar sangre debe ingresar a cualquiera de las páginas web de los ministerios de salud o centros de donación de sangre, y allí podrá sacar un turno para programar día y hora en que debe concurrir a donar.

Aquí algunos correos y links para inscribirte para la próxima donación:

Oscar.casanova@diaverum.com (ITAC, Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad)

www.hemocentro/colectas

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS