Ante la pandemia de Coronavirus muchos son los que nos preguntamos cómo podemos mantenernos sanos, fortalecernos y prevenir la infección.

Tres puntos son fundamentales:

La primera es seguir las medidas de prevención que nos suministra la OMS y los organismos sanitarios locales y recordar que por ahora la mejor manera de prevenir la difusión es quedarnos en casa.

La segunda es fortalecer nuestro sistema inmunitario. Un sistema inmune fuerte es capaz de combatir cualquier infección.

La tercera es calmar nuestra ansiedad y estrés para poder mantener, justamente, nuestro sistema de defensa fuerte. Recordá siempre que somos un todo, y que nuestro cuerpo y nuestra mente interactúan constantemente.

Qué es el sistema inmune y cómo estimularlo

El sistema inmunológico es un complejo sistema conformado por un ejercito de células distribuidas por todo nuestro cuerpo que actúan como defensa contra agentes potencialmente patógenos externos e internos. Como lo dice su nombre: es un sistema y no una sola entidad, por lo cual, necesita equilibrio y armonía para su correcto funcionamiento.

Este ejército, para facilitar su entendimiento, lo dividimos en barreras

- Primarias físicas: piel, mucosas ( respiratoria, intestinal, vaginal) Químicas: secreciones lagrimas, saliva, sudor, ácidos gastricos. Biologica: flora bacteriana.

Cuando estas barreras no logran neutralizar el patógeno, se pone en marcha las siguientes barreras

-Secundarias: células encargadas de la fagocitosis: glóbulos blancos: macrófagos, fagocitos, basófilos, neutrófilos, eosinófilos y monocitos.

-Terciarias: glóbulos blancos linfocitos T y linfocitos B.

Estas interactuán continuamente entre sí y con el resto del cuerpo.

No es difícil deducir que para mantener estas barreras sanas y siempre alertas nuestra primer linea de defensa es un estilo de vida saludable y buenos hábitos de higiene.

Acá algunos consejos prácticos tomados de la medicina ayurveda y tradicional que retengo importantes para ayudar a un mejor funcionamiento de nuestro cuerpo y de nuestro sistema inmune.

-Higiene: las normas de higiene las encontramos bien descriptas en los informes de la OMS.

La medicina Ayurveda además sugiere por las mañanas y en ayunas:

-Lavar los dientes, limpiar la lengua con un elemento metálico y hacer gárgaras, con una mezcla de agua tibia y sal o con aceites de sesamo o medicados según la constitución individual. Ayudando, así, a eliminar el exceso de bacterias que se acumulan durante la noche.

-De 3 a 4 veces a la semana ( o todos los días si tienes tos o moco, antes siempre consulta con tu médico) inhalar vapor de agua sola o con hojas de eucaliptos: inhalar por la nariz y exhalar por la boca, un mínimo de 10 veces. También puedes realizarte lavajes nasales con agua y sal o agua de mar. La tos y el mucus son generados por el cuerpo para eliminar agentes extraños, con esta práctica estarías facilitando esa eliminación natural.

-Alimentación: un sistema inmunitario sano se basa en una alimentación saludable. Los nutrientes que ingerimos construyen nuestro cuerpo y es evidente que no podemos obtener el mismo resultado con materiales de buena calidad que con «materiales basura».

Existe evidencia científica de que varias deficiencias de micronutrientes (zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E) alteran las respuestas inmunes.

Un dato no menor es que el 80 % de las células inmunológicas se encuentran en el intestino, y que las bacterias de la flora intestinal realizan un papel activo en la prevención de enfermedades. Una flora sana ayuda a un sistema inmunitario sano.

Es bueno aclarar que no existe una dieta perfecta para todo el mundo, la dieta y hábitos se adecuan a cada uno, dependiendo del biotipo corporal y el ambiente que lo rodea entre otras variantes.

Sin embargo hay un punto en común a tener en cuenta : el aprender a potenciar nuestro "fuego digestivo”, es decir aprender a mejorar nuestra capacidad digestiva para poder asimilar y procesar aquello que comemos. Si nuestra capacidad digestiva esta alterada los alimentos quedaran sin procesar generando lo que hoy muchos llaman “toxinas” , las cuales se acumulan en el tubo digestivo pudiendo pasar al resto del organismo generando diferentes disturbios. Además los jugos stricos actual como barrera química para el paso de patógenos.

Para mantener nuestro fuego digestivo alto se recomienda:

Utilizar hierbas aromáticas y especies en las comidas. Como coriandolo, hinojo, cúrcuma, pimienta negra, jengibre. ( sin exagerar)

Tomar agua caliente/ tiepida y evitar las bebidas frías.

Preferir alimentos cocidos.

Evitar alimentos demasiado grasos, son difíciles de digerir.

Preferir siempre frutas y verduras de estación, al menos 5 porciones diarias. Evitar mezclar dos tipos de proteínas ( ejemplo carne con pescado, legumbres con huevo o huevo con carne).

Si estas con resfrío o mucosidad: evita la leche, queso, yoghurt, o consumirlos con una pizca de canela o cúrcuma para aumentar la digeribilidad. Puedes realizar una tisana con jengibre, cúrcuma, pepe negro y miel.

Mantener la flora intestinal: alto consumo de fibras y utilizando pre o probióticos como kefir, chu krut. o preparar Lassi : mitad de yogurt natural y mitad de agua, podes agragarle especies como canela.

Una capacidad digestiva fuerte esta determinada por la sensación de hambre, heces bien formadas (como banana), movimiento intestinal diario y sensación de reposo por las mañanas.

-Salud mental y manejo del estrés: las defensas de nuestro organismo suelen disminuir cuando existen cuadros de estrés en las personas.

Numerosos estudios demuestran cómo el estrés altera la resistencia del huésped a la infección, así como los efectos inmunomoduladores de los mediadores del sistema inmune, liberados en el cerebro, aumentando así la susceptibilidad a enfermedades.

Frente a la emergencia sanitaria que estamos atravesando es difícil no pasar por episodios de estrés, ansiedad o incluso apatía.

Existen diferentes metodologías para ayudarnos a calmarnos, como tomarnos unos minutos y meditar, realizar ejercicio físico dentro de casa como yoga, cocinar o cantar, cada uno debe aprender a reconocer su método y utilizarlo. El gobierno esta activó líneas telefónicas y accesos a través de la web para soporte psicológico y salud mental.

Estar en casa e invadido por tanta información no es fácil. Habla con tus seres queridos, descarga tensiones.

-Ejercicio Físico: existen evidencias que el ejercicio aumentan la concentración de neutrófilos y la cantidad de células NK (natural killers) en la sangre, encargadas de defendernos del ataque de los virus. Así que no lo dudes ...movete.

Exponerse al sol 15 minutos durante las horas picos ( de 11:00 a 16:00) para reforzar los niveles de la vitamina D, que tiene un papel relevante en la modulación de la respuesta inmune.

-Sueño: dormir de 6 a 8 hs diarias, trata de acostarte antes de la media noche y levantarte al alba. Durante el sueño nuestro organismo se purifica y restablece su energía. La privación, disminución o fragmentación del sueño puede producir alteraciones inmunológicas.

Esta es la oportunidad que nos da el universo para calmarnos y comenzar a ocuparnos de nosotros mismos, para así poder cuidar al resto. Trabaja en ti, cuida tu cuerpo, estimula tu sistema inmunológico, trabaja sobre todo lo que este a tu alcance, el resto, aquello que no puedas controlar, déjalo ir.

Por Dra Viviana Battan * @vivibattan @convivi_bene

Fotografia @tatusigis @sapopa @pilotroom

*La autora es médica (MN 133505), especializada en medicina ayurveda, nutrición familiar, health and beauty coach.