Este tres de diciembre en Bariyapur, Nepal, se celebrará el Festival Gadhimai Mela; un ritual histórico que cada cinco años se cobra la vida de miles y miles de animales. Cabras, cerdos ratas, búfalos y palomas son mutilados y ejecutados en una celebración popular donde la sangre de estos se ofrece como regalo a la diosa.

Desde la asociación Igualdad Animal lanzaron una campaña internacional que propone a los devotos donar sangre o practicar sacrificios del tipo simbólico para evitar tantas muertes. Así también piden al gobierno de India dirigir a los organismos del estado para prevenir y detener esta práctica en conjunto con la introducción de una ley que prohíba este tipo de tradiciones.

Esta tradición tuvo inicio 260 años atrás cuando un devoto soñó que sus problemas se resolverían con un sacrifico de sangre a la diosa; ofreciendo la sangre proveniente de cinco partes de su cuerpo como regalo a la deidad. Así fueron los inicios de lo que terminaría por convertirse en “El mayor sacrificio animal del mundo”.

Durante dos días se utiliza un sable popular conocido como el khururi para degollar estos animales, se hace frente a centenares de miles de devotos.

Desde la administración del distrito, indicaron que esta práctica relacionada con la fe “no se puede prohibir”; activistas por los animales realizan un arduo trabajo para salvar a tantos animales como les sea posible.

“Quienes practican los sacrificios no solamente carecen de experiencia, sino que los realizan con instrumentos inadecuados para ese fin, lo cual provoca que los animales sufran muertes lentas y horribles. Los animales más grandes y que tienen más energía para escapar son perseguidos y les cortan las patas traseras para inmovilizarlos. A un mismo búfalo lo terminaron matando luego de 25 intentos hasta que su cabeza fue separada de su cuerpo”, indicaron proteccionistas desde Igualdad Animal.

A pesar de los intentos, esta organización no logró derogar esta práctica, pero ha lanzado una campaña alrededor del mundo para pedir, una vez más, al gobierno de Nepal la suspensión de los sacrificios animales. Años atrás lograron reducir en un 69% el número de muertes.

¡Firmá, antes del 3 de diciembre, para salvar la vida de cientos de miles de búfalos, cabras y gallinas!