La televisión británica entrevistó a Tom Peters, un técnico de sonido que vive sus horas de ocio como "Spot", un cachorro de dálmata que camina a cuatro patas y come como si fuese un perro. Su caso, aunque curioso, no es el único. Hay personas que se relajan haciendo yoga, deporte o leyendo, pero no todos encuentran en estos hobbies la felicidad, algunos necesitan algo más, y ese algo más para Tom Peters es llegar a casa quitarse el traje y vestirse de cachorro dálmata. A partir de ese momento, Tom se convierte en Spot.

Preguntado por qué lo hace, Tom o Spot lo tiene claro: es feliz, no hay nada más allá. Petters reconoce que esta afición le ha salido cara en el ámbito personal. En la entrevista con la cadena británica lo acompañó su ex novia, quien rompió su compromiso debido a la particular afición de su pareja. Ahora Rachel admite que aunque no son pareja son muy buenos amigos.

Peters vive como si fuera un perro. En una entrevista al programa This Morning, el hombre de 32 años que vive como si fuera un canino, quiere que el Estado y otras personas lo reconozcan como el primer humano que se convirtió en perro. Tom camina en cuatro patas, se alimenta con concentrado de perros, duerme en una pequeña casa para perros y hasta ladra, sobretodo si se siente amenazado.