La web de viajes TripAdvisor ha elegido al mejor restaurante del mundo, otra vez. En la prisión de Brixton, al sur de Londres, funciona desde 2014 un restaurante abierto al público gestionado y atendido por los internos. Comida de verdad y presos reales en una experiencia que va más allá de la gastronomía. Construida en 1819, es una de las cárceles más viejas del país y entre sus antiguos huéspedes más célebres están Mick Jagger, que pasó una temporada en 1967 por temas de drogas, y los gemelos Kray, los gánsteres más famosos del Gran Bretaña.

The Clink Restaurant sigue el modelo del Clink's Five Step Programme, que ya ha sido aplicado con éxito en otros dos establecimientos similares: educar a los presos y equiparlos con las habilidades y herramientas necesarias para garantizar un empleo cuando salgan en libertad. Según dicen los organizadores del programa, ofrecen un entorno de trabajo real, siempre con un servicio de alto nivel en el que participan más de 24 presos cada año. Los presos implicados en el proyecto están en la fase final de su condena y el objetivo es disminuir los casos de reincidencia (desde 2012 solo tres personas de las que pasaron por el programa Clink reincidieron).

El alcohol y las drogas están prohibidas en las instalaciones. También los ingredientes que pudieran emplearse para fabricarlo. Una comida de tres platos con café cuesta en torno a 33 euros y las reservas deben hacerse en su web con más de 72 horas de antelación. A partir de ahí, el equipo de seguridad debe aprobar el acceso de los clientes y comprobar que no tienen relación de ningún tipo con los convictos. Los dispositivos electrónicos deben dejarse en la entrada: nada de fotos en redes sociales. Por último, los cubiertos son de plástico. Más allá de todo esto, el restaurante no tiene nada fuera de lo normal y sus paredes de pizarra le dan un ambiente "cool".

Tiene una capacidad para 120 personas y está instalado en la Regency Roadhouse, la antigua casa del gobernador de la prisión. Sus buenas críticas han conseguido que haya escalado puestos en la lista de TripAdvisor hasta llegar al número uno y ya ha sido dos años galardonado con el Certificado de Excelencia. "Tener estos comentarios y colocarnos en el primer puesto de TripAdvisor nos proporciona la evidencia de que estamos ayudando a las personas a comprender la importancia de una educación parcial y un trabajo significativo para reducir las tasas de reincidencia", concluyó un ejecutivo del restaurante.