El Auto Polo fue un deporte de motor inventado en los Estados Unidos por Ralph Hankinson, un vendedor de automóviles Ford, que ideó el deporte como un truco publicitario para vender el Ford T. Sus reglas y el equipamiento eran similares al polo ecuestre, pero se practicaba con automóviles en lugar de caballos.

Fue creado a inicios del siglo XX, tuvo su momento de gloria en los años 1920, pero ya ha desaparecido. El deporte fue popular en ferias, exposiciones y centros deportivos en los Estados Unidos y en varias áreas de Europa desde 1911 hasta finales de la década de 1920. Obviamente era peligroso y conllevaba el riesgo de lesiones y muerte para los participantes y hasta los espectadores.

La mayoría de los autos generalmente terminaban destruidos cuando finalizaba el encuentro. Solo en 1924 se contabilizaron 1.564 ruedas rotas, 538 llantas rotas, 66 ejes rotos, 10 motores estropeados y seis autos completamente destruidos.