En Dubái, en Emiratos Árabes Unidos, se pusieron a la venta un par de zapatos de cuero, seda, oro y diamantes por nada más y nada menos que 17 millones de dólares; según los organizadores, fue un récord absoluto. La lujosa exhibición se hizo en Burj Al Arab, uno de los hoteles más lujosos del mundo, famoso por tener siete estrellas.

Estos zapatos de taco aguja apodados "Diamantes de pasión" fueron diseñados y fabricados en Italia con diamantes pequeños incoloros y de la mejor calidad. El autor de este lujoso par de zapatos es el joyero Hemant
Karamchandani, dueño de Passion Jewellers, y la casa que los puso a la venta fue Jada Dubai. Hemant expresó: "Dubái es una ciudad de multimillonarios", y agregó que para este tipo de productos "hay un mercado potencial en toda la región del Golfo y particularmente en Arabia Saudita". Parece ser que estos zapatos durarán para siempre, ya que incluye una garantía de por vida, por lo que si el calzado se desgasta será reemplazado por otro igual.

En la misma presentación, también se han dado a conocer diferentes zapatos lujosos de menor precio, los cuales también se encuentran decorados con oro, diamantes, rubíes y perlas. Esta excéntrica idea de hacer unos zapatos de oro y diamantes la tuvo la pareja de Karamchandani, Maria Majari, que estudió moda en Dubái y Londres. Ella se percató de que había un nicho de mercado ahí, ya que hay ropa y bolsos de alta gama, pero no hay tantos zapatos de lujo.

Actualmente, el par expuesto en el Burj Al Arab es talle 36, y para los que quieran comprarlo, deben encargarlo pagando su precio total de 17 millones.