Hay varias personas alrededor del mundo que se realiza cirugías estéticas para parecerse un poco más a sus ídolos. Este caso, es un poquito más especial, porque Kairah Kelly, de 19 años, es un adolescente transgénero y su objetivo es convertirse en Kim Kardashian.

View this post on Instagram

T-shirt wasn’t cropped enough 🙄🖤

A post shared by Kairah Kelly (@kairahkelly_) on

Para sentirse como la mujer de sus sueños, gastó casi 20 mil dólares. Se puso relleno en los labios, extensiones en el pelo, usa fajas por 20 horas al día y gastó una pequeña fortuna en ropas y maquillaje. "Es impactante cuánto he gastado en mi nuevo aspecto, pero vale la pena. Me siento como la persona que siempre fui destinada a ser".

A los 11 años, cuando se llamaba Tyler, se identificó como bisexual para después revelar que, en realidad, era gay dos años después. Pero no fue el fin de su transición como persona. Después de ver un video de una mujer transgénero, se dio cuenta que él también estaba atrapado en el cuerpo equivocado. Después de hacer pública su nueva vida en Facebook, decidió gastar todo el resto del tiempo en parecerse a su ejemplo a seguir, Kim Kardashian.

Todo lo que gastó para sentirse segura, dice ser una buena inversión. "No me importa el dinero, finalmente me siento como mi verdadera yo", dice, según consigna el diario británico Mirror. "Obtengo mis rellenos cada cuatro meses ya que mis labios es lo que me ayuda a sentirme como yo. Sin ellos, me preocupa que me descubran, que la gente sepa que nací hombre".

View this post on Instagram

As they say Pink to make the boys wink 😉💗

A post shared by Kairah Kelly (@kairahkelly_) on

Lo más difícil ha sido imitar la cintura de la celebridad. "Siento que estoy siendo sofocado, pero sé que lo vale. Quiero tener una cintura pequeña, al igual que Kim Kardashian y estoy dispuesto a pasar por el dolor para lograr eso". "Admito que realzo digitalmente algunas de mis fotos, pero en realidad son 80% de mí". Después de pasar dos años como mujer en la escuela, Kairah empezará con un rutina que bloqueadora de hormonas para
prepararse para la cirugía que le reasignará de sexo en los próximos años.