Las casas de alta moda buscan ser cada vez más rupturistas a fin de diferenciarse de su competencia, pero en ese afán a veces se les pasa la mano. Este fue el caso de Balenciaga, que lanzó su colección para el otoño 2018 -que comienza en septiembre en el hemisferio norte- y hubo una prenda que desconcertó a los usuarios en redes sociales.

Se trata de una prenda llamada "T-shirt shirt", que en español vendría siendo una "camiseta camisa". Y es exactamente eso, una camiseta, que tiene una camisa pegada que queda colgando en la parte delantera. El curioso artículo además cuesta nada menos que 1.290 dólares, es decir mucho más de mil euros