* Por el licenciado Oscar David D`Addario (daviddaddario@gmail.com)

Hace poco tiempo atrás era casi impensado que una persona física se interesara por el mercado de valores, pocas personas se interiorizaban sobre esta posibilidad.

Hoy hay una gran variedad de instrumentos financieros que hacen que se vea atractivo tener una opción mucho más importante y no tan conservadora como la de ahorrar solamente a través de un plazo fijo en pesos o dólares, o directamente mantener nuestros ahorros en forma física en divisas extranjeras u oro, para lo cual es necesario mantener un stock físico en casa o en una caja de seguridad de un banco.

Por el lado del mercado bursátil, es un gran momento para invertir en lebac y poder ganarle a la inflación, productos de las distintas devaluaciones que se dieron en lo que va de este año. Por ello muchas personas se vieron tentadas con los intereses que generan estas letras y optaron por permanecer en pesos.

Al mismo tiempo pueden existir inversores que no son amantes a mantener sus ahorros en pesos y optan por los dólares para ellos también existe una gran posibilidad de optar por el mercado bursátil a través de diferentes variedades de bonos en dólares. Por el lado de las acciones si bien el MERVAL tuvo grandes rendimientos hace un tiempo atrás, y hoy hay acciones tentadoras, a la hora de cuidar nuestros ahorros, como economista, me inclinaría en este momento a mantener mis ahorros en letras del banco central, sin embargo no descartaría tener acciones en mi cartera de inversión.

Por el lado de los bonos en pesos son muy atractivos los de largo plazo porque pueden llegar a tener un retorno inclusive mayor a las lebacs pero esto está atado al tiempo en que el inversor pueda tener este activo en la cartera.

No puedo dejar de mencionar a las criptomomedas, sin embargo en este momento están en baja por lo cual no se sabe hasta cuándo van a bajar y esto hace que no sea un buen momento para apostar a este tipo de monedas.

Después de presentar un panorama muy simplificado de las posibilidades de inversión puedo concluir esta nota sosteniendo que es muy importante la diversificación de nuestra cartera de inversión y tener en cuenta el grado de nivel de riesgo que está dispuesto a enfrentar el inversor a la hora de armar su portafolio y por ende también pensar en el tiempo en el que puede tener sus ahorros invertidos. Por estas variables a tener en cuenta de cada inversor como son el riesgo y el tiempo, sumado a las variables macroeconómicas de hoy en nuestro país y por ende poder ganarle a la inflación, nuestra cartera de inversión debería contener un 40 por ciento de lebacs un 30 por ciento de bonos argentinos en pesos, un 20 por ciento de bonos en dólares y un 10 por ciento de la cartera contener acciones pensando en un inversor que sea más conservador y no sea tan amante al riesgo, para estar cómodo con el riesgo asumido.