mix 5411 anillo medieval (1)

Mark Thompson tiene 34 años y se dedica pintar carretillas elevadoras. Pero sus días como asalariado parecen estar contados. Todo gracias a un tesoro que encontró en el Bosque de Sherwood (ubicado en Inglaterra), el mismo en el que supuestamente tuvo lugar la leyenda de Robin Hood. Mark adquirió el hábito de recorrer terrenos con un detector de metales desde hace 18 meses y bien podría retirarse después de este hallazgo medieval.

Al percibir la señal de su detector de metales, Mark pensó que se trataba de alguna moneda o algún trozo de basura dejado allí por otro visitante del bosque.

Sin embargo, cuando desenterró el objeto se dio cuenta de que en realidad era una pieza de joyería adornada con una gema que lucía como un zafiro.

Mark consultó a expertos y el objeto podría estar valorado entre 20.000 y 70.000 dólares.

"Es el hallazgo de mi vida. Nunca esperé desenterrar algo así. Todavía estoy en shock cuento pienso al respecto. Fue un momento emocionante".

"Si se prueba que puede valorarse como creemos que lo es, cambiaría mi vida por completo".

Una de las primeras cosas que haría Mark con el dinero de este tesoro es comprar una casa.

De acuerdo con Dot Boughton, una experta en arqueología que trabaja para el museo Tullie House, el anillo está siendo revisado por el Museo Británico.

La joya, decorada con un grabado de Cristo en un lado y con una santa femenina por el otro, podría haber sido hecha en el siglo XIV.

De confirmarse que se trata de un tesoro, se ofrecerá a varios museos que podrían pagar una cifra millonaria como la que recibió un cazador de tesoros que encontró un anillo de la dinastía Tudor en Yorkshire del Norte.