“Rompe la brecha”: la mexicana Norma Cerros pone la mira en la desigualdad laboral entre los géneros en América Latina

La escritora expone las desigualdades laborales desde la perspectiva de género en México, y un modelo que se ha replicado hasta el panorama actual y Latinoamérica.


infobae

¿Por qué hay tan pocas mujeres en puestos de liderazgo?, ¿existe en el mundo una desigualdad sistemática en los sueldos correspondiente al género? La escritora, experta en derecho internacional, Norma Cerros, se ha aventurado a escribir un libro en el que aborda estos temas a profundidad: “Rompe la brecha”, en el cual concluye que “existe una brecha de género no solo en la vida privada, sino también en el ámbito del trabajo”.

“Como su nombre lo dice, rompe mucho esta normalización del tema, dónde no se habla mucho, dónde se asume como una condición que va como por inercia con ser mujer y que las afecta desde el principio, pero particularmente cuando tratamos de entrar al espacio del trabajo pagado”, explicó Cerros en entrevista para Imagen Radio.

En “Rompe la brecha”, la escritora analiza las causas y describe con detalle las distintas situaciones por las que pasan las mujeres en las empresas, pero es un recorrido que no se queda ahí. A lo largo del libro también estudia algunos de los mitos en que se basa esta desigualdad, resultado de una herencia histórica y propone una serie de soluciones que podrían ayudar a cerrar esta brecha y comenzar a visibilizar un futuro más justo e igualitario para todas las mujeres.

Norma Cerros toca una de las desigualdades de las que poco se habla en México: la que sucede en el campo de lo laboral. En este país las mujeres ganan entre 13.57% y un 27% menos que los hombres en el mismo trabajo, a esta realidad se le suma que el 73% del trabajo de cuidado, que no es remunerado, es llevado por mujeres. La autora hace un retrato de un tema que se no se encuentra en el ojo público, por contrato social o costumbrismo.

infobae

En su texto no solo expone la desventaja salarial, también que las mujeres ocupan menos puestos jerarquía y también son sometidas a sacrificar títulos profesionales para dedicarse de lleno a las responsabilidades familiares. “Rompe la brecha” hace alusión a ese tema que las revueltas feministas han olvidado, alerta sobre las dificultades para superar estos problemas y no descarta que algún día, una mujer pueda llegar a ser presidenta de México, aunque sostiene que es posible que esto no cambie mucho la situación laboral del género femenino. “Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”.

“Muchas de las mujeres que han llegado a ocupar estos puestos de representación en el Congreso tienen la camiseta más puesta con su partido que con los derechos de las mujeres. Paridad no significa igualdad; Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”. Declaró Norma Cerros para Animal Político.

“Rompe la brecha” expone, con base a datos duros, de dónde viene México y hacia dónde va en materia de igualdad. En este libro la autora no solo busca hacer un diagnóstico, sino también exponer propuestas para cerrar la brecha de género en el trabajo. Norma Cerros trata de responder diversas cuestiones, entre ellas ¿En qué momento la desigualdad de género y la brecha salarial se hicieron tan profundas?, ¿Por qué las mujeres llegan tarde al mundo laboral?,¿Cómo es que el trabajo doméstico y de cuidado aún se considera exclusivo para ellas?, y ¿Por qué no se ha logrado que las mujeres tengan un equilibrio en la vida laboral y personal?

A las niñas desde chiquitas se le incentiva a mantenerse limpias, portarse bien, ser calladitas. Mientras que a los hombres se les incentiva mucho a participar, aventarse; todo comienza con esta expectativa de lo que un hombre y una mujer debe ser, pero esto también va afectando a que las mujeres entremos a espacios dónde hay una dominancia del hombre, hay ciertas barreras de entrada que tienen que ver con esos estereotipos. Norma Cerros, Fundadora de la organización Womerang.

SEGUIR LEYENDO: