“Colombia sobrenatural”, el libro de la española Mado Martínez, tiene nueva edición

Este texto, publicado por primera vez en 2015, se ha convertido en referencia para quienes gustan del periodismo de misterio. En 2022, Penguin Random House ha publicado una nueva edición revisada y actualizada.

Guardar

Nuevo

"Colombia sobrenatural", de Mado Martínez.
"Colombia sobrenatural", de Mado Martínez.

La escritora española Mado Martínez, quien lleva varios años cultivando lectores con su libro Colombia sobrenatural, hoy está de nuevo en el radar de los libreros, a causa de la más reciente edición, revisada y actualizada, del que se ha convertido en su gran clásico.

Considerada como una de las voces más destacadas del género fantástico en español durante los últimos años, Martínez se dio a conocer con su libro El misterio de Nicole Delacroix, en 2008, y a partir de su publicación, llegaron La maldición (2013), La Guardiana (2013), La Santa (2014) y El Tren de las Almas (2018). Es también autora de un buen número de ensayos sobre antropología, ciencia, historia y ocultismo. Suyos son La prueba (2016), Neurociencia de la felicidad (2014) y Putas, brujas y locas (2021), entre otros títulos.

Mado Martínez, autora de "Colombia sobrenatural". Foto tomada de: El Comercio.
Mado Martínez, autora de "Colombia sobrenatural". Foto tomada de: El Comercio.

Si algo ha distinguido su obra es el interés y la pasión que siente hacia el misterio. De allí varios de sus trabajos, tanto de ficción como de corte ensayístico. Y es así como surge Colombia sobrenatural, publicado por primera vez en 2018, y cuya segunda parte Colombia sobrenatural 2, le ha permitido mantenerse activa entre los lectores.

El libro, que en esta nueva edición incluye testimonios inéditos y códigos QR para la interacción del lector, es una invitación a explorar los límites de nuestra realidad, transitando por los lugares encantados y enigmas paranormales más inquietantes de Colombia. En su interior, aunque parezca ficción, quien lee se encontrará con historias sobre abducciones en la laguna de Guatavita, espantos en el Museo Naval del Caribe, milagros y maleficios en el Cementerio central de Bogotá, fantasmas que reparten mangos, casas encantadas y mucho más.

Portada de la nueva edición del libro "Colombia sobrenatural", de Mado Martínez. Cortesía: Penguin Random House.
Portada de la nueva edición del libro "Colombia sobrenatural", de Mado Martínez. Cortesía: Penguin Random House.

Al interior de estas páginas, Martínez nos convoca al encuentro con los testimonios y datos verídicos detrás de los sucesos paranormales más absurdos que puedan llegar a imaginarse. Quizá el lector escéptico encuentre poco racionales estas historias, y sí, no hay razón aquí, precisamente porque no todo lo que nos embarga tiene una explicación basada en la ciencia.

La manera en que la autora cuenta, reflexiona y cuestiona, con la rigurosidad necesaria, permite que estos temas sean abordados con seriedad, dejando de lado el aire de pasquín con que suelen ser tratados. Por ello, el libro no da miedo. Si el lector se asusta, puede ser un gran acierto de la autora, pero en realidad el fin de estas páginas es informar y convocar a la reflexión de lo más inentendible.

“Me pregunto qué cara se le quedaría al turista ecuatoriano que un día se encontraba haciendo fotos en el Museo Naval del Caribe cuando vio que en una de las fotos que le había tomado a una de las vitrinas de la exposición salía el rostro de alguien que no debía estar ahí, ni mucho menos estaba en el momento de hacer la fotografía. Y lo cierto es que cuanto más miro la imagen, más extraña me resulta” - (fragmento).

La pregunta que uno se hace cuando se encuentra textos con esta clase de temáticas y abordados de la forma en que lo hace Martínez, es cómo leerlos: “¿Hay que asumirlos”, escribe Campo Ricardo Burgos, “como creen los fanáticos de este tipo de asuntos, como una compilación “periodística” de fenómenos que efectivamente suceden? ¿O hay que leerlos como una muestra particular del folclor popular contemporáneo, es decir, como una singular variedad de la literatura oral?”

Aquí no solo hay fantasmas o conjuros, también está retratado ese lado oscuro que todos tenemos, lo que, en últimas, nos sitúa entre el bien y el mal. Somos nosotros, parece ser la tesis última a la que llega Martínez, quienes hacemos sobrenatural nuestra realidad. No hay monstruos en otra dimensión. Están aquí y muchas veces somos nosotros mismos.

El libro se convierte en una pieza de consulta. Un mapa de lo extraño. No sería raro que un lector decidiera recorrer el cementerio central con un ejemplar bajo el brazo, siguiendo las pistas, queriendo comprender lo incomprensible.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias