De ser taxista en los ´70 a gestionar traslados para el casamiento de Messi y los presidentes más poderosos del mundo

En octubre de 1970 se fundió el motor del auto con el que trabajaba, lo que llevó a que le den un Ford Fairlane negro con el que empezó a trabajar para los servicios fúnebres. Una historia de vida alucinante que terminó con la creación de una empresa familiar que se encargó de los traslados más importantes del país

Conductores de Universal junto a la flota alta gama de Mercedes Benz.
Conductores de Universal junto a la flota alta gama de Mercedes Benz.

Que se quede el auto varado en medio de la calle y se funda, puede llegar a ser una pesadilla para el conductor. Y quizás, eso fue lo que sintió Salvador Pedro Boniface en octubre de 1970 cuando se le fundió el motor a su amado Falcon con el que trabajaba como taxista. Como debía seguir trabajando, le entregaron un Ford Fairlane negro, tope de gama. Ese preciso momento fue cuando su rumbo laboral cambió para siempre.

A raíz de ese acontecimiento, Salvador decidió dejar atrás el taxi para volcarse de lleno a un trabajo que, para muchos, es tenebroso: trabajar con las cocherías de los servicios fúnebres. En sus palabras: “Me hice unas tarjetitas de cartulina y me iba todos los días a Chacarita para entregárselas a cada Fairlane que veía”.

Pasaban los días y mientras repartía las tarjetas, prestaba atención a cómo trabajaban los demás y el equipo que tenían para poder hacer lo mismo en un futuro cercano. Su obsesión por este trabajo fue tan grande al punto que logró formar un equipo de trabajo en el que vestían un uniforme especial: choferes con el mismo traje y corbata, pelo corto y bien peinado y guantes blancos. Salidos de una película hollywoodense.

La gente se comenzó a preguntar quienes eran y así, fueron forjando su fama. Las casas de sepelio ya se pasaban entre ellos el dato de la “Organización Universal” y, al poco tiempo y, con la ayuda del famoso boca a boca, lograron obtener el status al que pocos alcanzan.

Salvador Pedro Boniface.
Salvador Pedro Boniface.

Luego llegó la contratación para su primer gran evento: El Gran Premio Internacional Dardo Rocha, el encuentro hípico más importante de La Plata donde trasladaron a todas las delegaciones de Latinoamérica. Pero no todo quedó en La Plata. “En los 80′ hubo otro hito en nuestra historia”, recuerda por su parte Estela Jonneret, esposa de Boniface y hoy gerente general de Remises Universal. “Todavía estábamos haciendo un sepelio que casualmente coincidió con la visita de un importante funcionario de Japón. Cuando vio la ceremonia en la calle preguntó de qué se trataba, y así surgió nuestro primer cliente diplomático: la Embajada de Japón. Poco después nos tocó hacernos cargo de la llegada a la Argentina del príncipe de ese país”, agregó.

Una década después, en los años ´90, la empresa familiar abrió su primera oficina en el barrio de Once sumando el primer Mercedes Benz 0km, momento en el que se incorporó como cliente, ni más ni menos, que la Embajada de EE.UU. Lamentablemente, pocos años después, el atentado a las Torres Gemelas hizo que empresas como Chevron, Shell, entre otras, exigieran medidas de extrema seguridad. Ese fue el momento en que crearon un Departamento de Seguridad con un ingeniero experto a cargo del área.

Lograron obtener la certificación internacional en OHSAS 18001 -única en el país-, y la incorporación de una flota de autos de Mercedes Benz blindados, les permitió satisfacer esa demanda extranjera y dar un salto de calidad
Mariano Boniface en el clásico Ford Fairlane negro.
Mariano Boniface en el clásico Ford Fairlane negro.

El G-20 y el casamiento de Messi en Rosario

Según ellos, fue el evento más trascendental en la historia de Universal, y sin dudas, el más demandante. “Trasladamos a 14 de las 20 delegaciones que participaron en la cumbre. La cuestión de la seguridad fue una de las claves dada la magnitud del evento. Armamos una oficina completa para toda la coordinación y seguimiento de la logística de los choferes y las unidades. Designamos un coordinador para cada país quien estuvo codo a codo monitoreando los movimientos de esa embajada. Hubo días sin dormir, contingencias que atender, surgían todo el tiempo cambios, fue estar a las corridas trabajando las 24hs”, expresó Mariano Boniface, hijo de Pedro y actual director de la empresa.

Para el G-20 aportaron 700 vehículos con conductores bilingües y más de 30 coordinadores con dedicación exclusiva al evento

Y si de clientes premium hablamos, ¿Qué mejor que encargarse de la logística y los traslados de los invitados de Lionel Messi?. Allá por 2017 tuvieron la oportunidad única de encargarse de los traslados de las personalidades que habían sido invitadas al casamiento del astro del fútbol en Rosario. ¿Las personas que ocuparon esos asientos? Nada más ni nada menos que Neymar, Luis Suarez, Iniesta y Piqué, entre otras personalidades.

La actualidad de la empresa

Además de ocuparse en las últimos años de la logística y el traslado de las delegaciones extranjeras, presidentes, reyes y hasta el Emir de Qatar, la empresa decidió lanzar una nueva unidad de negocio denominada Universal Luxury Tourism, pensada exclusivamente para el turismo y un cliente exigente que quiere vivir una experiencia única, personalizada y exclusiva.

Estela Jonneret, actual gerenta general de la empresa, con la flota de choferes.
Estela Jonneret, actual gerenta general de la empresa, con la flota de choferes.

A pesar de que vieron disminuidos sus servicios debido a la pandemia, esto no fue un obstáculo para seguir innovando y desarrollando nuevas ideas. Así es como nació Universal Training School, una escuela para capacitar a nuevas generaciones de conductores con clases de idioma, ceremonial y atención VIP.

Pero también pensaron en un servicio más económico con vehículos más chicos pero que no deja de ser un servicio de calidad. Para averiguar más información sobre Universal Economy Class se puede ingresar a su página web.

Remises Universal lanzó una sucursal en Zona Norte para poder brindar un servicio más cercano a las empresas ubicadas en ese sector.

Una historia impactante que comenzó con un motor fundido. Hoy, luego de 50 años de comenzar el negocio con un solo auto, Remises Universal se posiciona como los líderes del rubro que lograron sobrellevar la pandemia con innovación, servicio y una excelente atención al cliente.