Diabetes: por qué es importante continuar los controles y el cuidado de los pacientes

3 millones de personas sufren de esta enfermedad en la Argentina. La campaña “Más Que Glucosa” sigue concientizando en la importancia de los controles; mensaje que, en este contexto pandémico, se vuelve fundamental: casi un 35% de las personas con diabetes abandonó el tratamiento y también se disminuyó en un 68% la consulta ambulatoria

En Argentina, la diabetes es una enfermedad que afecta a 3 millones de personas (Shutterstock)
En Argentina, la diabetes es una enfermedad que afecta a 3 millones de personas (Shutterstock)

El pasado sábado 14 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de la Diabetes. En Argentina, es una enfermedad que afecta a 3 millones de personas. En este contexto pandémico, se registró que cerca del 35% de personas con diabetes abandonó el tratamiento, así como se disminuyó en un 68% las consultas ambulatorias, según se registró en agosto.

A la vez, es una enfermedad que por varios años permanece silenciosa: aproximadamente la mitad de quienes la padecen, desconocen su condición.

Es por eso que la Sociedad Argentina de Diabetes, la Sociedad Argentina de Cardiología, Federación Argentina de Cardiología, la Sociedad Argentina de Medicina, la Sociedad Argentina de Nefrología, la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo y el laboratorio AstraZeneca se unieron en la campaña “Más que Glucosa” con el fin de brindar información de interés para los pacientes, familiares, comunidad médica y la sociedad en general, poniendo el foco que con la diabetes hay órganos que sufren y que no se ven.

Más que Glucosa desarrolló una pieza audiovisual donde se difunden las cifras alarmantes que presenta la enfermedad actualmente en nuestro país:

-En la pandemia por COVID-19, las personas con diabetes presentan un riesgo aumentado de padecer formas graves de la enfermedad.

-El 12,7% de la población adulta argentina tiene diabetes y se estima que la mitad desconoce su condición o diagnóstico, según lo difundido por la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (octubre 2019), “Capítulo 7, Diabetes”.

Es importante arribar a un diagnóstico temprano ya que tener diabetes es más que medir la glucosa, ya que en muchos casos afecta órganos fundamentales que se dañan en silencio, como lo son el corazón y el riñón. En estos casos su daño empeora el pronóstico de las personas con diabetes y afecta profundamente su calidad de vida. El 40% de las personas con esta patología puede deteriorar su función renal en algún momento de su vida, siendo la diabetes la primera causa de diálisis en nuestro país. Por otro lado, hasta un 68% de las personas con diabetes pueden presentar algún grado de disfunción cardíaca.

En este año, donde observa una tasa de abandono del tratamiento cercana al 35% en personas con diabetes y 68% de disminución de la consulta ambulatoria, las Sociedades médicas argentinas y AstraZeneca enfatizan la importancia de que los pacientes con diabetes no abandonen su tratamiento ni dejen de consultar especialistas. Por eso, Más que Glucosa cuenta con una plataforma de información la cual brindará de manera continua material de fácil comprensión para que cualquier persona conozca más a fondo las causas, recomendaciones médicas, datos de alimentación y ejercicio físico, consejos para bajar el índice glucémico, e información sobre las posibles enfermedades y complicaciones asociadas a la diabetes. También se puede obtener información a través de las redes sociales en Instagram y Facebook.

Datos y prevalencia de la diabetes tipo 2 en Argentina

Más que Glucosa también pone énfasis en la falta de concientización sobre complicaciones cardio-renales en pacientes con diabetes tipo 2, alentando el diagnóstico precoz y la prevención para salvar vidas.

Se observó que la prevalencia mundial de diabetes tipo 2 está en aumento, lo que afecta de manera desproporcionada a las personas que viven en países emergentes como Argentina. Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones cardio-renales, según se indica en Birkeland KI, et al. Diabetes Obes Metab. 2020;22(9):1607–1618. Este es un riesgo que aumenta aún más si la enfermedad no se diagnostica y trata temprano. Esto ejerce una presión considerable sobre la infraestructura sanitaria local y los recursos hospitalarios, lo que aumenta la carga económica, algo que también registra la misma investigación, junto con el Atlas de la FID 2019.

(Shutterstock)
(Shutterstock)

La diabetes tipo 2 es el determinante más crucial de la insuficiencia cardíaca incidente y es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedad renal. Tanto la insuficiencia cardíaca como la enfermedad renal crónica se asocian con un mayor riesgo de mortalidad. Existe un pronóstico desfavorable a pesar de los tratamientos actualmente disponibles que ilustran una necesidad clínica insatisfecha de mejorar las estrategias preventivas.

Según el Atlas de la FID 2019, seis de los diez principales países con mayor prevalencia de diabetes tipo 2 se encuentran en regiones emergentes, como Argentina, donde su población se ve afectada por enfermedades cardiovasculares, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal crónica y diabetes, con complicaciones que representan un riesgo importante para la vida.

Si bien el estilo de vida del paciente puede ser un factor crucial, es la identificación temprana del riesgo cardio-renal y la intervención oportuna lo que ayuda a asegurar los mejores resultados posibles. La interconectividad entre la diabetes tipo 2 y sus riesgos asociados resalta aún más la importancia de tratar al paciente de modo integral.