“Pensé que las dos solas no íbamos a poder seguir”: la historia de Ludmila Cuello, la niña de 3 años que logró vencer la leucemia

Luciana, su madre, relató lo que fue vivir esta situación luego de que en agosto del 2017 le diagnosticaran leucemia linfoblástica aguda a su hija, Ludmi. Un viaje a Buenos Aires, una situación delicada para atravesar y cómo La Casa Ronald las acompañó en ese momento tan duro

infobae-image

Hace ya 3 años, más específicamente en agosto de 2017, la pequeña Ludmila Cuello de tan solo 3 años, oriunda de Ushuaia, Tierra del Fuego, fue diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda. Esta enfermedad que padeció Ludmila es el tipo de cáncer más común durante la niñez.

Al enterarse de la enfermedad de su hija, sus padres, Luciana y Roberto, decidieron viajar a Buenos Aires para que Ludmila pudiera recibir el tratamiento correspondiente en el Hospital Italiano de San Justo.

Ya en 2018, luego de un año en Buenos Aires, lejos de su hogar y de sus seres queridos, la pequeña y sus padres pudieron regresar a su querida Ushuaia. Sin embargo, un mes más tarde, los médicos locales les recomendaron que continuara con el tratamiento en Buenos Aires.

Una vez más, Ludmi debió abandonar su ciudad natal pero esta vez, acompañada únicamente por su mamá, lo que significaba un enorme desafío para toda la familia. Pasaron las primeras semanas en un hotel, solas, sin saber cómo manejarse en Capital y con el esfuerzo económico que eso implicaba: “Estar ahí me costó muchísimo, todo el tiempo pensaba que no iba a poder hacer frente a la situación y que las dos solas no íbamos a poder seguir”, relata Luciana, la valiente madre.

En ese momento, la oncóloga de Ludmila les contó de La Casa Ronald Argentina, una organización independiente sin fines de lucro que hace más de 25 años se dedica al acompañamiento de niños con enfermedades que requieren un tratamiento de alta complejidad y a la contención de sus familias en ese momento tan delicado. Así fue como Ludmi y Luciana llegaron a “La Casita”.

infobae-image

La Casa Ronald es un lugar que representa mucho más que una casa, es un verdadero hogar. No sólo acompaña a las familias en un momento complicado, sino que es una familia en sí misma. Trabaja arduamente los 365 días del año, con compromiso, pasión, honestidad y transparencia y con la misión de mejorar la salud y la calidad de vida de miles de niños y sus familias, como la de Ludmi.

¨El sistema Casa Ronald está diseñado para contener y cobijar a familias cuyos hijos transiten enfermedades complejas. Para nosotros es fundamental poder acompañarlas en un momento trascendental de sus vidas, entendiendo que cada una de ellas es única. Sabiendo que el 30% de la recuperación de un niño depende del soporte emocional de su familia, nuestro trabajo se basa en ayudar a que se mantenga cerca y unida", comentó Guillermina Lazzaro, Directora Ejecutiva de la Institución.

En noviembre de 2019, luego de casi dos años de tratamiento -tiempo durante el cual Ludmi y Luciana estuvieron en La Casa Ronald-, recibieron la mejor noticia: la niña logró ganar la batalla contra la leucemia y recibió el alta definitiva para volver a Ushuaia.

infobae-image

Si bien tienen que regresar a Buenos Aires para realizarse los controles necesarios, hoy tanto Ludmila como su familia, llevan una vida totalmente normal. “Haber estado viviendo en La Casa nos cambió la vida. La contención de los voluntarios y estar en compañía de otros chicos y familias que están pasando por una situación similar nos ayudó un montón. Ludmi volvió a tener una rutina cotidiana y a jugar. Empezó a saltar, a correr, a reírse con los demás… Se sentía más acompañada,pero también entendía por lo que estaban pasando los otros chicos. A las dos nos hizo crecer muchísimo”, contó emocionada Luciana.

La familia Cuello es una de las más de 330 mil familias de todo el país que recibieron la ayuda y la contención de La Casa Ronald a través de alguno de sus 11 programas que desarrolla desde 1993.

Este trabajo se realiza con la colaboración de la comunidad médica; organizaciones sociales y voluntarios; empresas y líderes de opinión. Entre estos programas, se destacan las 4 Casas localizadas en Almagro -Capital Federal-, Mendoza, Córdoba y Bahía Blanca -Provincia de Buenos Aires-. Cada una de ellas, estratégicamente ubicadas cerca de los hospitales donde los niños reciben los tratamientos correspondientes, abren sus puertas para alojar y contener a las familias, ayudándolas a mantenerse unidas durante todo el proceso de recuperación del niño.

Para poder llevar adelante el desarrollo continuo y el sostenimiento de sus programas, La Casa recibe ayuda económica por parte de diversas empresas, que año tras año, asumen el compromiso de colaborar con la Institución. Empresas como JP Morgan, CITI, EY, Mc Donald&s, Pedidos Ya, Portfolio Personal Inversiones, DXC Technology, NCR, Coca-Cola, Hospital Italiano de Buenos Aires, Davis Polk, siguen expresando su apoyo y contribuyendo con la causa de la Institución para que cada vez más niños y familias, como la familia Cuello, puedan recibir su ayuda en el momento que más lo necesitan.

Si te interesa conocer más sobre la Casa Ronald y los distintos programas, se puede ingresar a su sitio web o bien a través de su cuenta de Instagram. En caso de querer realizar una donación, se puede hacer a través del siguiente link.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos