Durante el 2018 el 43,8% de las víctimas fatales en accidentes de tránsito se transportaban en motocicletas, según la Agencia Nacional de Seguridad Vial
Durante el 2018 el 43,8% de las víctimas fatales en accidentes de tránsito se transportaban en motocicletas, según la Agencia Nacional de Seguridad Vial

Según cifras difundidas por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, durante el 2018 el 43,8% de las víctimas fatales se transportaban en motocicletas; el 42,8% tenían entre 15 y 34 años y el 51,4% sucedió en horario nocturno de 19 a 7 horas. El 77,9% de las víctimas eran hombres.

"Los datos oficiales demuestran que los jóvenes que circulan en motocicleta son los más vulnerables. El alcohol y la nocturnidad son factores que influyen en la cantidad de hechos viales que ocurren", puntualizó Facundo Jaime, vocero del Observatorio Vial de la Cecaitra, cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial.

En las salidas de los bares y boliches, los jóvenes con más alcohol en sangre que el permitido son los más afectados. ¿Qué pasaría si en esos locales se obligase a realizarse un control de alcoholemia antes de salir? ¿Qué opinan los conductores y no conductores?

El Observatorio Vial de la Cecaitra realizó un sondeo en más de 1.600 hogares. Consultó a conductores y no conductores si estarían de acuerdo con que los controles de alcoholemia en bares, locales bailables y restaurantes fuesen obligatorios. Los resultados fueron similares entre los que manejan y los que no: 9 de cada 10 apoya la obligatoriedad de la posible medida.

Entre los conductores, el 65% dijo estar muy de acuerdo y 22% bastante de acuerdo; entre los no conductores, el 59% se mostró muy de acuerdo y el 30% bastante de acuerdo.

En el sondeo también se quiso saber qué opinaban los consultados si esos controles pasaban a ser voluntarios. Es decir, que al salir de los locales se les ofrecería realizarse el test sin ser obligación ni condición para retirarse.  8 de cada 10 consultados opinaron que si los controles fuesen voluntarios, la mayoría no se los haría. La diferencia entre conductores y no conductores fue mínima: 77% de los que manejan, 82% de los que no lo hacen, opinaron que estos controlen no serían aceptados.

"Es importante que reconozcamos la importancia de estos controles, ya que hay un sector de nuestra sociedad, conformado por jóvenes, que lamentablemente protagonizan cientos de siniestros viales diarios, dejando su vida en ellos. Que la gente esté a favor de los controles de alcoholemia obligatorios, demuestra que hay conocimiento de la problemática. Sin embargo, que se piense que solo la obligatoriedad de estos test los harían efectivos, da cuenta del rechazo que se les tiene. Generar conciencia vial es explicarle a la sociedad que los test son herramientas de prevención y no de control", destacó Jaime.