Amor: Ábrete al diálogo fluido y aprende a negociar. Las discordias temperamentales pondrán en peligro las relaciones sentimentales.

Riqueza: Las relaciones de trabajo basadas en el poder y la dominación están condenadas al fracaso, sólo te crearán problemas.

Bienestar:  Defiende tus derechos en un entorno laboral y no dejes que te pasen por encima, es la única forma de ganar respeto e independencia.