Amor: Vive tu vida, apégate a tus ideas y cree en tu propio concepto de amor sin preocuparte de lo que los demás piensen.

Riqueza: No juegues con la suerte, sobre todo en cuestiones legales o impositivas. A mayor orden en tus papeles, mejor.

Bienestar:  Si te critican, deja que los envidiosos se consuman en su propia hoguera y no vayas nunca en contra del sentido común. La moderación da suerte.