Amor: Los cambios que se están generando son inevitables. No te desesperes, la última palabra aún no está dicha.

Riqueza: La presión te está provocando ansiedad y no estás disfrutando lo que haces. Debes hablar claramente con la persona que está causando el problema.

Bienestar: Debes vigilar los horarios de comer y dormir. Evita nerviosismos y alteraciones emocionales que te puedan traer resultados físicos desfavorables.