Fue traductora de películas porno, entró en conflicto y creó su propia forma de hacer desnudos

“Estaba trabajando para el enemigo”, dice la fotógrafa Ana Harff en una entrevista con Infobae. Después de años de ver porno durante jornadas laborales completas, empezó a retratar cuerpos desnudos distintos a los que veía en los films XXX. En cuarentena y luego de un proyecto llamado “Ser gorda”, se animó a hacerse autorretratos desnuda

TE PUEDE INTERESAR