Se crió en General Pacheco (Tigre), mirando los programas de Cris Morena. Su sueño era protagonizar alguna de sus ficciones o estar arriba de un escenario; pero sus padres no lo apoyaban. Su primer acercamiento al universo artístico fue a través del folklore.

"Como era algo más 'de varones' mis viejos me lo permitieron. En mi familia, el mandato social era muy fuerte", explica Maxi Romero (22). Hijo de Verónica y Germán, hermano mayor de Maite y Sol, cuando cumplió 15, con la rebeldía adolescente a flor de piel se anotó para audicionar en pos de una beca en la fundación Julio Bocca.

Lo tenía muy claro: quería estudiar comedia musical. Sin embargo, después de completar todos los papeles se dio la cabeza contra la pared. Como era menor de edad, necesitaba que sus padres lo autorizaran.

Lo consiguió –finalmente– a base de súplicas. "Mi papá se dedica a plastificar y vender arena; mamá es vendedora de ropa. No me entendían: decían que eso no era para mí", cuenta.

El elenco de Mauo. Desde la izq.: Melanie Sosa, Nicasio Alvarez, María Constanza Caia Zotes, Maxi Romero, Patricio Vera, Lucas Papalardo, Nicolle Giménez.
El elenco de Mauo. Desde la izq.: Melanie Sosa, Nicasio Alvarez, María Constanza Caia Zotes, Maxi Romero, Patricio Vera, Lucas Papalardo, Nicolle Giménez.

La audición fue un 24 de febrero de 2012. Ese día se levantó temprano y estaba dispuesto a ir solo. Se calzó la mochila y, cuando estaba por salir, sus padres lo interpelaron.

"'¿A dónde vas? Te vamos a llevar nosotros, así te dejás de hinchar', me dijeron. Llegamos y había 120 chicos. Todos con calzas, badanas y yo de zapatillas y pantalón deportivo. Era un bicho raro", dice Maxi.

La audición la supervisó Ricky Pashkus. Les marcó una coreografía y después los hizo esperar. "Al final leyeron una lista con los que habían quedado. Como era por orden alfabético, me nombraron anteúltimo. No podía creerlo: había ganado la beca", recuerda.

–Pasaste de ser estudiante a montar tu propia compañía. ¿Cómo fue ese recorrido?

–Fue duro. Pensaba que no iba a poder recibirme y, por otro lado, la actitud de mis padres no sumaba. Papá me insistía permanentemente para que me fuera a trabajar con él. El quiebre fue una audición para la obra "Peter Pan". Me anoté y me llamaron. Canté frente a Patricia Sosa y Oscar Mediavilla. En un momento, a Patricia se le llenaron los ojos de lágrimas. Pensé: "Si pude emocionarla a ella, esto puede funcionar". Al final no quedé.

–Muy fuerte…

–Sí, porque me había re ilusionado. Pero después de eso se me abrieron un montón de puertas. Una de ellas fue para dar clases en la escuela de Valeria Lynch. Empecé con tres horas, seguí con seis y después con doce. Me terminaron dando la coordinación de la escuela y ése fue mi techo. Decidí abrirme y armé mi propia compañía, Take Your Chance (TYC) para adolescentes, donde empezamos a generar proyectos. Así surgió "Mauo, un amigo espacial".

“Mauo resume mi infancia. Los títeres con los que jugaba de niño son los muñecos de la obra”. Desde la izq.: Mr. Coco (Tomás Moyano), Yoyo (Eros Alen) Maxi romero y Lulú (Melisa Planes).
“Mauo resume mi infancia. Los títeres con los que jugaba de niño son los muñecos de la obra”. Desde la izq.: Mr. Coco (Tomás Moyano), Yoyo (Eros Alen) Maxi romero y Lulú (Melisa Planes).

DE CÓRDOBA A LA CALLE CORRIENTES. La obra de teatro con la que Romero desembarcó en Carlos Paz durante la temporada 2018-2019 cuenta la historia de Mauo, un niño lleno de ilusiones, que se siente solo y padece bullying en el colegio. Un día, mágicamente, sus juguetes cobran vida y hacen que su mundo cambie por completo, llenando sus días de música, juegos y diversión. Pero eso no es suficiente: él desea que su madre le preste más atención.

"Mauo, básicamente, resume mi infancia. Siempre fui un niño muy creativo. En todas las fiestas era el payaso, el que animaba los cumpleaños. Un día, mis abuelos me armaron una casita de títeres y yo iba con mis muñecos –un Pinocho, un payaso y un policía– a todos lados. En ellos me inspiré para este musical", explica Maxi con emoción.

“Siempre fui un niño muy creativo. En todas las fiestas era el payaso, el que animaba los cumpleaños”, dice Maxi Romero.
“Siempre fui un niño muy creativo. En todas las fiestas era el payaso, el que animaba los cumpleaños”, dice Maxi Romero.

–Llevar un espectáculo sin figuras a Carlos Paz fue un gran riesgo. ¿Cómo surgió la idea?

–Fue una gran apuesta, que hice de la mano de mi socio Gonzalo Fletcher, junto a los catorce integrantes del elenco. Vine unos días antes de que arrancara la temporada y empecé a golpear las puertas de los teatros. Me puse en contacto con Daniel Grana, director de cultura de la Municipalidad, y él me presentó a Eduardo Giordano, uno de los productores más importantes de la Argentina, que me ofreció el teatro Libertad.

–Y económicamente, ¿podías afrontarlo?

–Todavía tengo que hacer cuentas… Tuve que sacar un crédito y, si no me dan los números, tendré que vender el auto para pagarlo. Fue un riesgo. De hecho, yo tenía una alcancía con forma de chanchito y tuve que vaciarla para venir. Usamos las monedas para pagar el peaje (risas).

En los premios VOS se llevaron el galardón a “Mejor musical infantil 2019”.
En los premios VOS se llevaron el galardón a “Mejor musical infantil 2019”.

–La obra fue un suceso en la Villa. ¿Te lo imaginabas?

(Risas). Dentro de la categoría infantil ganamos todos los premios: los VOS, los Carlos y los Estrella Concert. Muchos me decían que ni siquiera Piñón Fijo se llevó tantos galardones. Me parece increíble.

–¿El balance post temporada es positivo o negativo?

–Súper positivo. No me arrepiento en lo absoluto. De hecho, aparecieron nuevas oportunidades para salir de gira, para volver en Semana Santa y, lo mejor, una función el domingo 31 de marzo en el teatro Broadway de la emblemática Calle Corrientes.

–¿Cómo te imaginás dentro de cinco años?

–Mi gran sueño es estar en algún proyecto televisivo o cinematográfico. Si es con Cris Morena, ya sería tocar el cielo con las manos.

El domingo 31 de marzo estarán en el teatro Broadway de la emblemática Calle Corrientes.
El domingo 31 de marzo estarán en el teatro Broadway de la emblemática Calle Corrientes.

Por Flor Illbele.
Fotos: Gentileza de Agencia AB, de M.R. e Instagram
Agradecimientos: Agencia AB – Ale Benevento (www.agenciaab.com)

SEGUÍ LEYENDO: