Los Masini fueron a la Gran Manzana para hacer cursos de actuación. Foto: Nicolás Manassi.
Los Masini fueron a la Gran Manzana para hacer cursos de actuación. Foto: Nicolás Manassi.

En Broadway los dos juntos. El plan no podía ser mejor para Franco (24) y Mili (22) Masini. "Me contactó Valentina Berger, creadora de Go Broadway", cuenta el mayor de los hermanos, y añade: "Me había visto en Casi normales y me propuso sumarme al programa de formación en Nueva York. Algo que yo quería hacer hace mucho tiempo", revela el actor sobre su experiencia intensiva con cursos de actuación, interpretación y vocalización. "Pero además, pude linkear esta experiencia de dos semanas con mi hermana, que tiene mi misma pasión por el canto y la actuación", agrega quien interpreta a Juani en Campanas en la noche por Telele. Entonces se suma Mili: "Es fascinante poder vivir en otro país una experiencia de canto y actuación tan intensa".

–Detállennos un día allá.

Franco: Instalados en un hotel en Times Square que nos recomendó la escuela, arrancábamos las clases a las diez de la mañana con entrenamiento vocal. Almuerzo por ahí y a la tarde, clases de actuación o interpretación de la canción. Así hasta las seis. A mí particularmente me sumaron un montón las clases de vocalización, ya que vengo haciendo musicales muy exigentes en ese aspecto. ¡¿Qué mejor que entrenar en Broadway, donde se origina todo?! 

Mili: Lo mejor es la variedad de las clases. Al salir de la escuela nos la pasamos viendo musicales y comiendo con nuestra familia, que estaba de vacaciones allá.

Los Masini en Broadway, la meca de la actuación. Foto: Nicolás Manassi.
Los Masini en Broadway, la meca de la actuación. Foto: Nicolás Manassi.

–¿Qué musicales fueron a ver?

M: El que más me gustó fue Dear Evan Hansen. Porque además, en el programa me tocó interpretar una canción de ese espectáculo. En total vimos como seis, entre los que estaban Mean Girls, Waitress y The Prom.

F: Algunos me gustaron mucho; otros, más o menos. Lo que más me impresionó es que cada vez hay más chicos talentosos. Tienen 14 años y cantan como una bestia. ¡Es que entrenan desde los 6! 

–En síntesis, ¿qué les aportó la experiencia?

F: Mucha formación y herramientas. Es lindo disfrutar de tu vocación en otro país. Los profesores son muy claros y directos al marcarte las consignas. Pasás al frente y te dicen: "Quiero que hagas esto, eso y aquello" o "Hay que sacarte la tensión vocal que tenés cuando metés determinada nota". Fue súper intensivo y enriquecedor. Porque no se trató de algo general y vago. Pude focalizar en lo que tenía para mejorar. Logré sacarme vicios que había ido tomando. Mi profesor principal se llamaba David Conrad Brouillard. Además, estuvo buenísimo reencontrarme con el inglés que aprendí en el colegio, que era bilingüe.

M: Yo también viajé decidida a mejorar, sobre todo en el aspecto vocal. Y me encontré con maestros increíbles, como Marcelo Velasco Vidal. Además, nos dieron clases protagonistas de Broadway. Es muy grosso que te cuenten sus experiencias artistas como Taylor Louderman, que interpretó a Regina en Mean Girls.

F: Además, conocimos a algunos de Dear Evan Hansen y al coach vocal de Bruno Mars.

La Estación Central, lugar irónico de NYC. Foto: Nicolás Manassi.
La Estación Central, lugar irónico de NYC. Foto: Nicolás Manassi.

–¿Qué los sorprendió de vivir Broadway juntos? 

F: Se respira exigencia. Hay mucho talento y un montón de gente que quiere estar ahí. Muchos chicos son geniales, desesperados por tener un papel.

M: Estudiar afuera era una meta en mi vida. Yo creo en los objetivos a corto plazo, y pasar por Broadway fue uno. Pero quiero seguir creciendo. En esta carrera nunca terminás de formarte. 

 
Los Masini en el Central Park. Foto: Nicolás Manassi.
Los Masini en el Central Park. Foto: Nicolás Manassi.
En el subte neoyorquino, donde todo parece una película. Foto: Nicolás Manassi.
En el subte neoyorquino, donde todo parece una película. Foto: Nicolás Manassi.

F: Amo los desafíos actorales. Me gusta el riesgo. Ya sea en cine, teatro o televisión. Cada espacio tiene cosas maravillosas. Ahora que las series están de moda, me gustaría hacer una en España, por ejemplo.

M: Y es muy lindo compartir la profesión con mi hermano mayor. Más aún estando en Nueva York, donde no tenés la rutina de siempre en Buenos Aires. Nos llevamos sólo dos años y medio, y a pesar de ser tan distintos, somos muy unidos. Yo soy más activa; Franco, más tranquilo y tímido. Nos peleamos como todos los hermanos, pero principalmente compartimos valores fundamentales, como el respeto y el amor por la familia.

Agradecemos a Shirly Potaz.

por Ana Van Gelderen
Fotos: Nicolás Manassi

SEGUÍ LEYENDO: