Gaston Caminata en las playas de la costa atlántica
Gaston Caminata en las playas de la costa atlántica

Cuenta que de niño volvía de la playa con los bolsillos del short y el baldecito llenos de basura. "¿Otra vez trajiste todo lo que tira la gente?", le decía Luis (hoy 89, conocido como El Bebe), su padre, apenas entraban a la casa. Nacido y criado en Pinamar, Gastón Caminata (48) –casado con su compañerita de jardín de infantes Clarisa Andera (47), dos hijos, Tobías (11) y Franco (14)– es dueño del restaurante de comida mexicana Jalisco, un emprendimiento de casi dos décadas con el que hoy mantiene a su familia y a la ilusión que más ocupa su mente: proteger el ambiente.

Por eso fundó hace más de diez años su ONG @yoamomiplayaok, que sostiene con mucho sacrificio y aportes propios, además de dar charlas en las escuelas. "Niños y jóvenes son los que más concientizan a sus padres", explica. Todos los días sale a juntar con sus manos los residuos que quedan en la arena. "Es la casa donde vivimos. Si no la cuidamos nos vamos a quedar sin ella", reflexiona.

Gastón es primo segundo de Marcelo Tinelli. Sus madres, Teresa y María Esther, oriundas de Bolívar, eran primas. Ansía recibir la colaboración del conductor. "No con dinero", aclara.

"Si Moria, Mirtha y él me ayudan a difundir, me animo a limpiar toda la Argentina", asegura. Hasta hoy logró que en los negocios de Pinamar no se den bolsas de plástico –antes que en Buenos Aires–, y tampoco sorbetes. "Ahora voy por los vasos de plástico, porque ese material tarda cientos o miles de años en degradarse", advierte.

En su afán de sumar personalidades a su campaña ya visitó al papa Francisco, que lo felicitó por su aporte humanitario. Asimismo, intenta llegar a Lio Messi, le pide al secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, y al presidente, Mauricio Macri, "que escuchen a los que hacen las cosas de corazón", anuncia su candidatura a intendente de Pinamar y afirma: "Amo a mi playa y a mi patria. Por eso pido que me ayuden a limpiarlas".

Por Miguel Braillard.
Fotos: Maximiliano Vernazza

SEGUÍ LEYENDO: