"Al día siguiente–el miércoles 30 de enero– nos hablamos por teléfono y dijimos:´¡qué bien lo pasamos!´", recuerda Susana Giménez sobre su festejo de cumpleaños en el marco del exclusivo Baccarat Hotel, de New York, en compañía de su hija Mercedes Sarrabayrouse, Dany Mañas y la conductora mexicana Lizzie Barrera, entre otros y selectos. "Fue fabuloso. Con buena conversación y muchas risas. Tan real…¡La sensación fue de amor total!".

Susana en el Grand Salon del Baccarat, donde celebró su aniversario en compañía de su amiga mexicana, la conductora Lizzie Barrera –anfritriona de La vida en rosa–, el diseñador industrial argentino, Nicolás García Mayor, radicado en Washington DC, que trabaja en Naciones Unidas, y su gran amigo de siempre, Dany Mañas.
Susana en el Grand Salon del Baccarat, donde celebró su aniversario en compañía de su amiga mexicana, la conductora Lizzie Barrera –anfritriona de La vida en rosa–, el diseñador industrial argentino, Nicolás García Mayor, radicado en Washington DC, que trabaja en Naciones Unidas, y su gran amigo de siempre, Dany Mañas.

"Fue una gran experiencia", cuenta Susana. "Tanto como los veintidós grados bajo cero que tuvimos que soportar", suelta entre risas. "¡Pero esa temperatura no la sentí en ninguna parte del mundo. ¡Así terminó Mecha, engripadísima!".

Susana de celebración junto a Mecha y su amiga, la conductora mexicana Lizzie Barrera.
Susana de celebración junto a Mecha y su amiga, la conductora mexicana Lizzie Barrera.

Esa noche, el happy birthday fue entonado –por amigos y hasta camareros– en el Grand Salon del Baccarat. Luego de las clásicas seafood salads –especialidad del lugar– llegó el postre de festejo: selección de chocolates, trufas y macarrones, con velita y letrero de feliz cumpleaños. ¿El brindis? Con agua, y algunas gotitas de champagne. "No tomo alcohol desde hace meses", aseguró Susana.

Aquí celebró. El happy birthday fue entonado –por amigos y hasta camareros– en el Grand Salon del exclusivo Baccarat Hotel, en el Midtown neoyorkino, frente al MOMA.
Aquí celebró. El happy birthday fue entonado –por amigos y hasta camareros– en el Grand Salon del exclusivo Baccarat Hotel, en el Midtown neoyorkino, frente al MOMA.

Uno de los regalos más aplaudidos de la noche fue la tiara de diamantes con leyenda Happy Birthday Girl, de manos de Dany Mañas. Quien completó el pack con un par de exóticas pantuflas de piel australianas.

Su royal touchEl regalo más comentado fue la tiara de diamantes con leyenda “Happy birthday girl”, de manos de su amigo Dani Mañas. Quien además, completó el pack con un par de excéntricas pantuflas de piel australianas.
Su royal touchEl regalo más comentado fue la tiara de diamantes con leyenda “Happy birthday girl”, de manos de su amigo Dani Mañas. Quien además, completó el pack con un par de excéntricas pantuflas de piel australianas.

También recibió: una computadora, caftán, chocolates y "miles de flores". Pero recordemos, el primer "autoregalo" de Susana fue Beto, el cachorro de vizsla que la espera en Buenos Aires. Además de los tickets VIP que compartió con sus afectos para ver los elegidos de cartelera: King Kong, the musical (en el Broadway Theatre) y The Cher Show, basada en la vida de la cantante (en el Neil Simon Theatre).

El 29 de enero, Susana fue sorprendida por los responsables de Go Broadway. A través de un llamado telefónico, varios artistas de musical le cantaron un muy especial happy birthday. Ella se emocionó tanto como al aplaudir King Kong, the musical (en el Broadway Theatre) y The Cher Show –basa en la vida de la cantante– (en el Neil Simon Theatre), sus elegidas de cartelera.
El 29 de enero, Susana fue sorprendida por los responsables de Go Broadway. A través de un llamado telefónico, varios artistas de musical le cantaron un muy especial happy birthday. Ella se emocionó tanto como al aplaudir King Kong, the musical (en el Broadway Theatre) y The Cher Show –basa en la vida de la cantante– (en el Neil Simon Theatre), sus elegidas de cartelera.
Susana recorrió la ciudad con el servicio de autos de lujo de una compañía neoyorkina, gran recurso para tolerar los 22 grados bajo cero de su estadía. “Esa temperatura también fue toda una experiencia. ¡No la había sentido en ninguna parte del mundo!”
Susana recorrió la ciudad con el servicio de autos de lujo de una compañía neoyorkina, gran recurso para tolerar los 22 grados bajo cero de su estadía. “Esa temperatura también fue toda una experiencia. ¡No la había sentido en ninguna parte del mundo!”

Finalizada la comida, que duró más de tres horas, y antes de ir a la cama (en su cuarto del The Pierre Hotel, Su hizo un gracioso stop en el drugstore Duane Reade, por chocolates y revistas.

Una vez más, tan fresca, tan hipnótica y tan atemporal, la número uno del showbiz nacional dejó en claro lo que dijo en la última entrevista con GENTE: "La edad es actitud, una elección, un decreto. Yo vivo según mis ganas, sin mirar al calendario. Yo celebro la vida: ¡Cumplir años, está pasado de moda!"

Finalizada la comida, que duró más de tres horas, Su hizo un gracioso stop en el drugstore Duane Reade, por chocolates y revistas, antes de ir a la cama, en su apartamento del The Pierre.
Finalizada la comida, que duró más de tres horas, Su hizo un gracioso stop en el drugstore Duane Reade, por chocolates y revistas, antes de ir a la cama, en su apartamento del The Pierre.

Poe redacción GENTE.
Fotos: Dany Mañas y álbum personal de Susana Giménez.

SEGUÍ LEYENDO: