Cielo (8) y Vida (9) son las hijas del actor con Inés Estévez. Son súper sonrientes y cariñosas. Valentino (4) es el hijo en común de Paula y Fabián. Mientras que Benicio (12) es de la actriz y el psicólogo Martín Lembo.
Cielo (8) y Vida (9) son las hijas del actor con Inés Estévez. Son súper sonrientes y cariñosas. Valentino (4) es el hijo en común de Paula y Fabián. Mientras que Benicio (12) es de la actriz y el psicólogo Martín Lembo.

En el balneario RCT de Chapadmalal hay muchos más niños que adultos. Y la carpa de los Vena-Morales no es una excepción. "Somos un familión", ríe el actor mientras su mujer le da turrones a Valentino (4) –el único hijo en común de la pareja– para que comparta con sus hermanos Benicio (12) –de Paula (36) con el psicólogo Martín Lembo–, y Vida (9) y Cielo (8) –del actor con Inés Estévez–. Porque si de hacer familia se trata, Fabián Vena (50) sabe muchísimo. Cría con dedicación y muchísimo amor a las dos niñas con problemas madurativos que adoptó con Inés en 2011. Mientras, celebra la sinergia natural que surge del vínculo con los dos varones.

"Son muy unidos. Beni es amoroso con las chicas. Y ellas lo tienen como referente", asegura el actor cuando es sorprendido por GENTE en la playa. Para que la actriz apunte: "Se pelean como todos los hermanos, pero se aman y se defienden mucho". Porque Fabián y Paula llevan cinco años de relación –se conocieron en el set de la novela Somos familia– y para ellos no hay nada como combinar playa con noches de teatro.

Paula y Fabián están juntos desde febrero de 2014, cuando estuvieron en el elenco de la novela Somos familia.
Paula y Fabián están juntos desde febrero de 2014, cuando estuvieron en el elenco de la novela Somos familia.

A la troupe que lideran Fabián y Paula les resultó genial venir a Mar del Plata para alojarse en el complejo RCT de Chapadmalal y disfrutar de su balneario. Mientras que la actriz –hija del periodista Víctor Hugo Morales– integra el elenco de Derechas, la comedia de José María Muscari, el actor protagoniza el unipersonal Conferencia sobre la lluvia y además dirige Qué tenés en la cabeza, una obra de Beto Casella con Alejandro Fiore, Verónica Varano y Alejo García Pintos.

"El rol de director se lo debo a mi experiencia como profesor en mi escuela. He disfrutado mucho de las muestras y seminarios con mis alumnos. Porque, por más que me dirigí a mí mismo, no podía decir que era un director… Me hace muy feliz juntarme con colegas que me conocen desde nuestros inicios. Y es un lujo contar con la libertad que me dio Casella. Además, dirigir confirma mi enamoramiento por el actor. Es maravilloso verlo ganar el partido sobre el escenario, con un coraje y una exigencia admirables", detalla Vena sobre este nuevo rol, que disfruta enormemente. Se entusiasma con reflexionar sobre el éxito: "Creo más bien en hacer un recorrido. El trabajo del actor se termina con la última función".

Vena le pone el cuerpo al unipersonal Conferencia sobre la lluvia, los martes en el teatro Auditorium y los lunes en la sala del RCT. Además, los viernes, sábados y domingos dirige Qué tenés en la cabeza, de Beto Casella, en La Campana. Y Paula se presenta con Derechas en el teatro Provincial, de martes a domingos a las 21.
Vena le pone el cuerpo al unipersonal Conferencia sobre la lluvia, los martes en el teatro Auditorium y los lunes en la sala del RCT. Además, los viernes, sábados y domingos dirige Qué tenés en la cabeza, de Beto Casella, en La Campana. Y Paula se presenta con Derechas en el teatro Provincial, de martes a domingos a las 21.

A su lado, con Valentino pidiendo permiso para seguir jugando, Paula celebra: "Adoro trabajar en Mar del Plata. Nos calzó justo para venir en familia". Y se divierte compartiendo detalles de la dinámica familiar en temporada. "Los días en que los dos tenemos función nos quedamos a comer en Mar del Plata. Es prácticamente el único plan que hacemos solos. Si soy la única que tiene función, me vuelvo después de terminar", apunta la actriz.

Entonces su marido agrega: "La vida de teatro te impide dormirte antes de las tres de la mañana. La cabeza te queda dando vueltas. Y cuesta bajar las revoluciones. Por suerte, los chicos están en modo vacaciones y duermen hasta tarde. Las actividades que organiza el balneario producen una liberación muy grande en ellos. Caen rendidos a la noche. Es extraordinario poder combinar nuestro trabajo con las vacaciones de los chicos. Los astros conspiraron a nuestro favor".

“Los astros conspiraron a nuestro favor”, asegura Vena sobre la posibilidad de combinar su trabajo con las vacaciones de sus hijos. Las chicas se divierten con sus hermanos a orillas del mar en el balneario RCT de Chapadmalal, a 25 kilómetros del centro de Mar del Plata.
“Los astros conspiraron a nuestro favor”, asegura Vena sobre la posibilidad de combinar su trabajo con las vacaciones de sus hijos. Las chicas se divierten con sus hermanos a orillas del mar en el balneario RCT de Chapadmalal, a 25 kilómetros del centro de Mar del Plata.

Entonces, mientras las chicas pasan quince días con los Vena-Morales y quince con Inés Estévez, Benicio no quiere saber nada con que se terminen sus días en Chapadmalal.

¿Valentino? "No sé cómo haremos en marzo, cuando le comuniquemos al más chiquito que hay que volver a Buenos Aires", coinciden Paula y Fabián, que aún hoy extrañan compartir el set. Cuando el sol empieza a bajar, mirando el juego compartido entre sus hijos, los actores deslizan una sensación: "Todo entre ellos se dio con muchísima naturalidad. Fue después de mucho tiempo de estar juntos que nos dimos cuenta de que tal vez se podrían haber llevado mal".

Por Ana van Gelderen.
Fotos: Diego García.

SEGUÍ LEYENDO: