Dice Camila sobre la pequeña Alma: “A mi hija le voy a dar herramientas para que se pueda manejar libremente en la vida, como lo hizo mi mamá conmigo”.
Dice Camila sobre la pequeña Alma: “A mi hija le voy a dar herramientas para que se pueda manejar libremente en la vida, como lo hizo mi mamá conmigo”.

Lo de Camila Cavallo (23) y Mariano Martínez (39) fue todo muy rápido. Se conocieron, se enamoraron, decidieron convivir y tuvieron a Alma, su hermosa hija. están juntos desde hace dos años y dos meses. El fue quien hizo la primera jugada, después de ver un video de ella en Instagram: le escribió allí para invitarla a salir:

"Un día –cuenta ella– me llegó un mensaje donde me preguntaba si quería ir a cenar con él. Acepté la propuesta –'bueno, dale'– y de inmediato me apuró para que fuera esa misma noche. Entonces le puse un freno: ¡no le contesté por dos semanas! Pasaron los días y recién le contesté en el momento que lo sentí", cuenta hoy la santafesina que vino a Buenos Aires para ser modelo.

–¿Finalmente hubo cena?

–Sí. Charlamos, charlamos… ¡y nunca más nos separamos! Nuestra historia de amor empezó desde el primer día, desde el primer beso. Enseguida conectamos y el sentimiento nos desbordó el alma.

–¿Cómo te diste cuenta de que Mariano era el hombre para vos?

–Muchas veces hay sentimientos que no sabés cómo explicar, ni encontrás las palabras exactas para decir o definir lo que te pasa. Yo enseguida sentí que lo amaba, que lo conocía y que deseaba formar una familia con él. Muchos pueden creer que estoy loca, pero por suerte se dio así. Fue conocerlo y pensar que lo quería para toda la vida al lado mío. Aunque puede sonar a frase hecha, es la verdad: lo nuestro fue un amor a primera vista, ¡y los dos ya anhelábamos tener un hijo juntos!

Camila y Mariano son románticos: se dejan mensajes de amor por Instagram. El 2 de julio festejaron, junto a Olivia y Milo, el primer cumpleaños de Alma, y el lunes 13 de agosto, después del estreno de su obra teatral (Mentiras inteligentes), él le propuso matrimonio.
Camila y Mariano son románticos: se dejan mensajes de amor por Instagram. El 2 de julio festejaron, junto a Olivia y Milo, el primer cumpleaños de Alma, y el lunes 13 de agosto, después del estreno de su obra teatral (Mentiras inteligentes), él le propuso matrimonio.

–¿Cuándo empezaron a buscar a Alma?

–Al mes de empezar a salir. Muchos pensaron que estábamos locos, porque recién nos conocíamos… Pero bueno, es lo que sentíamos; hoy no me arrepiento de nada. Nunca se sabe qué puede pasar con las parejas. A lo mejor estás veinte años con una persona y las cosas igual no funcionan. Con Mariano somos re pasionales y así vivimos el amor.

–¿Quedaste embarazada enseguida?

–Estábamos buscándola y no venía. Antes de Alma me había hecho, con Mariano a mi lado, tres tests que me dieron negativo. El cuarto me lo hice sola y enseguida aparecieron las famosas dos rayitas. ¡No lo podía creer! Se lo mostré a él y me dijo: "¡Mi amor, esto es increíble!". Enseguida nos abrazamos y lloramos de felicidad.

–¿Tener una beba tan chiquita disminuyó la pasión?

–Para nada. Estamos muy enamorados y tenemos mucho respeto el uno por el otro. Y lo coronaremos con la boda el año próximo.

–¿Ya están planeando agrandar la familia?

–No, por ahora estamos muy bien así. Nos gustaría tener más hijos, pero vamos a esperar un tiempo. Alma es chiquita todavía, apenas de un año y tres meses. Además, con Mariano todavía nos seguimos conociendo. Necesitamos más tiempo como pareja. Uno de los grandes secretos de la relación es el diálogo, algo indispensable.

Cavallo y Alma. A mediados de año, Camila se animó a posar junto a su hija, a pura piel para la tapa de Para Ti Mamá. Un contacto íntimo que la mujer de Mariano no piensa perder: “Planeo darle la teta hasta los dos años, como aconseja la OMS”, adelanta.
Cavallo y Alma. A mediados de año, Camila se animó a posar junto a su hija, a pura piel para la tapa de Para Ti Mamá. Un contacto íntimo que la mujer de Mariano no piensa perder: “Planeo darle la teta hasta los dos años, como aconseja la OMS”, adelanta.

–¿Te ayuda con la beba?

–Absolutamente. Es un padre muy presente. Es más, como tiene mucha más experiencia que yo, fue él quien me enseñó a cambiarle los pañales, a tomarle la temperatura, a bañarla y muchas cosas más. Además, es re comprensivo y me tranquiliza ante todas las dudas que tengo. Se me hizo muy fácil ser mamá de Alma, tanto por el padre como por la beba, que es súper buena. Me acompaña a todos lados, es muy sociable y simpática. ¡Siempre se está riendo!

–¿Cómo se lleva con sus hermanos?

–Olivia y Milo (los hijos de Martínez de su anterior matrimonio, de 9 y 5 años) son dos chicos geniales. La nena le hablaba desde que estaba en la panza. Ahora tienen una conexión única. Con el varón también se divierten y juegan mucho. Ellos están mucho con nosotros. Mariano, que mantiene una excelente relación con la mamá de los chicos, posee la tenencia compartida. Durante la semana están en casa un día y un día, y fin de semana por medio. Por eso Alma tiene un vínculo hermoso con sus hermanos. Se vuelve loca cuando los ve, y nos ponemos a bailar todos. ¡A la beba le ponés música y no para!

Cuenta Camila Cavallo que “Olivia y Milo (los hijos de Martínez de su anterior matrimonio, de 9 y 5 años) son dos chicos geniales. Oli le hablaba desde que estaba en la panza. Ahora tienen una conexión única”.
Cuenta Camila Cavallo que “Olivia y Milo (los hijos de Martínez de su anterior matrimonio, de 9 y 5 años) son dos chicos geniales. Oli le hablaba desde que estaba en la panza. Ahora tienen una conexión única”.

–¿Qué le dirías a Alma si en el futuro deseara ser modelo o actriz?

–Sólo quiero que sea feliz. Le voy a dar las herramientas para que pueda manejarse libremente en la vida, como lo hizo mi mamá conmigo. Hoy comprendo mucho más todo lo que hizo ella por mí. Hasta que no tenés un hijo no conocés la verdadera dimensión del amor. Mi mamá me enseño a ser feliz y a luchar por mis sueños. Por suerte los estoy viviendo, porque siempre quise ser una madre joven.

–¿La beba sigue tomando la teta y usando pañales?

–Sí, pero apenas comience el verano voy a intentar que los deje. En cuanto a la alimentación, si bien come un montón de cosas, por ahora le sigo dando la teta. Leí que la Organización Mundial de la Salud la recomienda hasta los dos años. Si puedo, lo voy a hacer.

–¿Duerme con ustedes?

–Se sigue durmiendo a upa mío y después se pasa a la cama, en medio de mamá y papá. Fue todo un tema, porque antes de tenerla le decía a Mariano: "El colecho no va conmigo". Pero apenas nació mi teoría se cayó en pedazos. Es más, tengo la cunita para colecho, la que va al lado de la cama, y todavía no la estrené. ¡Alma siempre se duerme en el medio!

Por Pablo Procopio.
Fotos: Christian Beliera.
Producción: Sofía Pérez y Santía

SEGUÍ LEYENDO: