Karina Rabolini enamorada: ya convive con su ex jefe de prensa, Ignacio Castro Cranwell

El domingo, la ex esposa de Daniel Scioli y su novio aprovecharon el sol del mediodía y salieron a comprar carne, leña y carbón para el asado. La pareja, que comenzó luego de la separación de ambos en 2016, tuvo un impasse durante el verano y se reconcilió en marzo.
Karina Rabolini e Ignacio Castro Cranwell (Foto: Maximiliano Vernazza)

El domingo, Karina Rabolini (50) y su novio desde mediados de 2017, Ignacio Castro Cranwell (47), decidieron que era un buen momento para un asado. Entonces, subieron al auto de él –un VW modelo 2012– y rumbearon hacia su carnicería favorita, justo frente al Centro Comercial de Nordelta. Allí bajaron sonrientes, caminaron de la mano, y entre mimos y besos eligieron varios cortes, compraron leña y carbón, y retornaron a la paz del barrio El Golf, donde ella tiene su casa y conviven.

Karina Rabolini e Ignacio Castro Cranwell (Foto: Maximiliano Vernazza/GENTE)

Karina, como se sabe, se separó de Daniel Scioli al poco tiempo de terminar la campaña presidencial del 2015. Durante mucho tiempo eligió desaparecer de las actividades sociales, y se refugió en su firma de anteojos y productos de belleza. Él, durante aquella desgastante elección (en todo sentido), fue su jefe de prensa. En los arduos y largos viajes que compartieron ese año, ambos se hicieron confidentes.

Durante el 2016 también terminó su matrimonio con María Grazzini –del que tiene tres hijos– y se fue a vivir a un departamento en el barrio Senderos, de Nordelta. Con ambos libres de compromisos, el amor no tardó en llegar.

Karina Rabolini e Ignacio Castro Cranwell (Foto: Maximiliano Vernazza/GENTE)

Recién en agosto de ese año se los vio juntos, de vacaciones en el Sur. Pero la relación tuvo un impasse a finales de 2017. Según contaron entonces los íntimos, ambos estaban acostumbrados a dos estilos de vida diferentes. El es fanático de Boca y tocaba guitarra en Proyecto Sofá, una banda que tenía junto a su hermano Sebastián. Karina, al principio del noviazgo, lo fue a ver. La separación duró poco, y este año volvieron a estar juntos.

La reconciliación se produjo cuando Karina le regaló entradas para ver juntos a Phil Collins, el 20 de marzo en el Campo Argentino de Polo. Quien reveló el acercamiento fue su amigo Carlos Gianella –el novio de Agustina Kämpfer– quien subió a su Instagram una foto juntos. Hace poco se los vio, muy sonrientes, en la Feria Fotóptica Meetings, donde ella presentó nuevos modelos de gafas.

Karina Rabolini e Ignacio Castro Cranwell (Foto: Maximiliano Vernazza/GENTE)

La rutina diaria de ambos es sencilla: se despiden a las 7.30 de la mañana, cuando cada uno marcha a sus actividades y doce horas después se reencuentran en la casa del coqueto barrio El Golf, en Nordelta.

Hoy, Castro Cranwell es el director de Relaciones Institucionales del Ministerio de Educación porteño, a cargo de la dirigente del PRO Soledad Acuña. Quienes los conocen aseguran que ella se lleva muy bien con los hijos de Ignacio, que tienen 14, 12 y 9 años.

También, cuentan, Karina quedó en excelente relación con su ex, Daniel Scioli. Y que ama su nueva vida, cerca del trabajo diario y lejos de los micrófonos, las cámaras –en lo posible– y la exposición pública

por Hugo Martin

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias