Mariano Martínez un papá todoterreno(Foto Christian Beliera/GENTE)
Mariano Martínez un papá todoterreno(Foto Christian Beliera/GENTE)

A poco de cumplir 40 años, nadie puede discutir que Mariano Martínez está intacto. De miércoles a domingos se desnuda sobre el escenario del teatro Astros en Mentiras inteligentes y dice que no se hace cargo de las fantasías que genera. Va más allá y se define como un anti-galán.

–Sos de esa nueva generación de actores que trabajan de galanes, pero que llevan una vida privada anti-galán. Cocinás, bañás a tus hijos, no salís de noche…

–Sí, ¡y me encanta! Me levanto a las seis, y como tengo la tenencia compartida, les hago el desayuno a Milo (5) y a Olivia (8) (sus dos hijos mayores, que tuvo con Juliana Giambroni –29–) y los llevo a la escuela. Después estoy con Alma, la más chiquita (un año y dos meses fruto de su relación con Camila Cavallo). Y cuando estoy en casa paso la aspiradora, lavo los platos y la ropa, además de cocinar.

–¡Muchos imaginan que la vida de un galán no tiene nada que ver con lo que estás contando!

–¡No soy Isidoro Cañones, si a eso te referís! (carcajadas). Con el tiempo te vas superando y querés salir de ese mote que te puso la gente. Hoy, además de actuar, quiero producir, hacer mi película, escribir un libro.

Por Sergio Oviedo