“Me apasiona innovar”, admite la chica nacida en Quilmes, mientras transita la producción de GENTE entre la frescura y la sensualidad. El presente y el futuro son suyos.
“Me apasiona innovar”, admite la chica nacida en Quilmes, mientras transita la producción de GENTE entre la frescura y la sensualidad. El presente y el futuro son suyos.

En su calendario no entra ni un alfiler… O sí, uno, y lo invierte en GENTE. Julieta Nair Calvo (29) debió despertarse a las siete de la mañana de un viernes lluvioso para llegar, una hora después, al Microcentro porteño con una sonrisa amable, su colorido termo a cuestas y algo de tiempo para hacer la nota. "Llevo mi mate a todos lados, porque compartirlo me genera mucha unión", cuenta la oriunda de Quilmes –hija de una maestra jardinera y un comerciante–, quien quiso ser actriz "desde que tengo memoria".

Mientras escucha algunos hits de Luis Miguel y degusta una medialuna de manteca, arranca recordando que a lo largo de su carrera realizó incontables publicidades, fue parte de un reality, le puso la voz y el cuerpo a diversos musicales y disfrutó durante cuatro años de la conducción de PlayGround (Disney). Experiencias que "me enseñaron muchísimo" y la dejaron a punto caramelo para saltar a la fama como Jazmín del Río, el personaje de Las Estrellas (eltrece), por el que fue nominada a Mejor Actriz de Reparto en los últimos Martín Fierro.

Un éxito tan rotundo que llevó a poder confirmar ahora que "de acá a fin de año, gracias a Dios, tengo trabajo". ¡Y qué trabajo! "De lunes a viernes grabo Mi hermano es un clon, y los sábados y domingos tengo doble función de Aladín, será genial… Honestamente –admite– las vacaciones de invierno me liquidaron. Pero bueno, estoy feliz: tengo la profesión que quiero", sonríe.

–¿Esperabas semejante éxito de Aladín?

–¡Sí, no podía fallar! La química ya funcionaba cuando ensayábamos sin vestuario, escenografía, maquillaje ni nada. Y ya con todo montado, el resultado por suerte es bárbaro. Hoy por hoy es un privilegio formar parte de algo que funcione tan bien en la Argentina.

“Desde el 6 de julio ¡y por únicas cuatro semanas!”, se promocionó Aladín, será genial, la comedia musical que protagonizan Julieta y Fernando Dente en el teatro Gran Rex. Tras superar los setenta mil espectadores, el suceso dirigido por Ariel Del Mastro, con libro de Marisé Monteiro, reanudará sus funciones el 20 de agosto.
“Desde el 6 de julio ¡y por únicas cuatro semanas!”, se promocionó Aladín, será genial, la comedia musical que protagonizan Julieta y Fernando Dente en el teatro Gran Rex. Tras superar los setenta mil espectadores, el suceso dirigido por Ariel Del Mastro, con libro de Marisé Monteiro, reanudará sus funciones el 20 de agosto.

–Mientras tu rostro se vende en posters y CD's en la puerta del Gran Rex, en paralelo te mostrás en la tele con un rol muy diferente.

–¡Sí, nada que ver una cosa con otra! (ríe) Ahora que El lobista está llegando a su fin, no puedo evitar sentir un poco de nostalgia. Fue un proyecto hermoso –dramático, de suspenso y con actorazos–, en el que conocí a gente muy talentosa y aprendí un montón. Me apasiona innovar y hacer cosas distintas.

–Bueno, la princesa de cuento que cautiva a la familia en el teatro de la calle Corrientes y la mujer que protagoniza escenas sensuales de alto voltaje en la tele lo certifican.

–Yo soy actriz. Me gusta hacer de todo, ser versátil y no encasillarme. Trabajar para chicos me encanta y me parece increíble, pero no quiero instalarme en un lugar. Por ejemplo, en un futuro me encantaría hacer de mala. Nunca me tocó. Me imagino bien mala, aunque sospecho que debe ser difícil no juzgar al personaje y creerte vos mismo esa maldad. Pero bueno, cuando me toque te diré cómo hago.

“Mi familiares son mi tesoro, mi motor y mi cable a tierra; creo que de ellos heredé mi alegría. A veces, en nuestra fiesta de Fin de Año sale disfraz y karaoke: algunos eligen ser Gladys, la Bomba Tucumana, y otros Karina, la Princesita” .
“Mi familiares son mi tesoro, mi motor y mi cable a tierra; creo que de ellos heredé mi alegría. A veces, en nuestra fiesta de Fin de Año sale disfraz y karaoke: algunos eligen ser Gladys, la Bomba Tucumana, y otros Karina, la Princesita” .

–¿Te consideras una chica sensual o sexy?

No estoy todo el tiempo en pose o a la expectativa de la mirada del otro. Soy más de la joggineta, relajada. Te lo resumo así: de la misma manera que me gusta actuar de princesa, también me gusta jugar a ser sexy.

Por Kari Araujo.
Fotos: Maximiliano Vernazza, eltrece y .Tiff.

SEGUÍ LEYENDO: