Claudia Barrionuevo (Foto Christian Beliera/GENTE)
Claudia Barrionuevo (Foto Christian Beliera/GENTE)

Su nombre es Claudia Barrionuvo (26), una de las bellezas de Multitalent que protagonizan nuestra portada de Las ondas de la nieve.  Creció en El Carril, a 35 kilómetros de Salta capital. A los 14 hizo un curso de modelo y a los 16 empezó a trabajar.

Es la menor de tres hermanos y a los 18 se vino a Buenos Aires, apoyada por su mamá. Al año siguiente salió del país por primera vez para ir a… ¡China! No sabía inglés. Trabajó en Nicaragua y dos años en Costa Rica, donde cubrió el mercado latinoamericano.

En 2015 fue Miss Argentina. Un año más tarde, su vida quedó "patas para arriba", dice. "Entrenaba en exceso. Me bajó la presión de golpe, me desmayé y me golpeé contra un zócalo del baño. Al despertar no me acordaba de nada. No reconocía a nadie. Ni sabía quién era yo. Pasé internada quince días. Pedía un espejo para verme, porque me mostraban fotos y no podía señalarme. No me dejaban salir de mi casa, no sabía cómo volver. ¡Quise morir! Tuve mucha ayuda psicológica. Hasta que un día, mientras vomitaba, grité instintivamente '¡mamá!', después de meses de llamarla 'Mercedes'", relata Clau sobre el colapso por estrés que le provocó un tipo de amnesia disociativa.

"Me recuperé de a poco. Pude volver a Buenos Aires y hoy hago vida normal. Cumplí un año del accidente trabajando en India", señala. Porque desde octubre pasado hasta febrero de este año vivió en Bombay, donde hizo una producción para Vogue.

"Eran jornadas interminables, de doce horas, de lunes a lunes. Fotos para e-commerce. Un cambio de ropa tras otro. Hacía horas extra, que me pagaban doble. Fue muy intenso y sacrificado. Pero valió la pena desde lo económico y terminó siendo una gran experiencia", asegura la morocha, que está de novia con Guillermo. "Hay estereotipos de belleza que golpean duro. La clave es que si no te eligen, es porque el cliente busca otra cosa. ¡Simplemente eso!", concluye