Felipe Pettinato habló de su internación: “Admito que tengo una adicción”. (Foto: archivo Gente)
Felipe Pettinato habló de su internación: “Admito que tengo una adicción”. (Foto: archivo Gente)

Felipe Pettinato (26) está internado desde hace diez días en la Clínica Suizo Argentina, lugar al que llegó en medio de acusaciones hacia Roberto, su padre y Tamara, su hermana, de querer encerrarlo "dos años en una granja", por un conflicto económico en la familia.

"Estoy de diez. No es un centro de rehabilitación. No estoy en rehabilitación. Estoy en recuperación", fue lo primero que aclaró el artista en diálogo con Los Ángeles de la Mañana, después de que Tamara revelara en televisión que tenía "problemas de adicción".

"Sí, yo admito que soy un adicto, lo asumo, pero yo no soy un drogadicto, como se dijo", sostuvo. Y aclaró que fue internado con diagnóstico de "personalidad adictiva". "Por eso dije que soy un adicto, pero no un drogadicto", aseveró.

"Estoy abordando temas de pareja, vocalizando todos los días con una profe de canto, haciendo respiración diafragmática, cosa que no podía realizar antes de la cirugía, porque me afligía mucho. Cada ensayo de 'Pettinato Jackson', que es mi show, me sangraba mucho la nariz, cada dos o tres horas que bailaba, me podía sangrar la nariz, y la verdad es que era un inconveniente para respirar", explicó luego.

Consultado sobre por qué no quiso que su padre lo visite en la clínica sentenció: "Porque cuando estuve en terapia intensiva, por una cuestión de prevención, estuve en la misma habitación que Maradona, me sentía Dios, pero restringí mucho las visitas, porque realmente me estaba angustiando cada vez más que no podía ver a mi hija (Juana Michela, de 10 meses, fruto de su relación con Sofía Colasante), porque en terapia intensiva no se pueden ingresar menores"

Y finalizó: "La verdad que no quería ver a mi papá,no me estaba viendo regularmente con él. Estuve en terapia intensiva cinco días y tres sin poder hablar por un error que casi podía llegar a derivar en un ACV".

Por redacción Gente.

SEGUÍ LEYENDO: