El ACE de Oro es feliz jugando con su nieto Agustín Ezequiel
El ACE de Oro es feliz jugando con su nieto Agustín Ezequiel

La presencia de Juan Leyrado (66) en la cartelera teatral es un lujo para la temporada marplatense. Al frente de Un enemigo del pueblo, la obra de Henrik Ibsen, el año pasado se llevó el Ace de Oro como el Mejor Actor de 2018. Y contradiciendo a aquellos que dicen que a los centros de veraneo sólo hay que llevar comedias livianas, este verano el público le responde cada noche en el Teatro Provincial.

Cada noche en el Teatro Provincial, Leyrado se luce junto a Raúl Rizzo en la obra de Ibsen
Cada noche en el Teatro Provincial, Leyrado se luce junto a Raúl Rizzo en la obra de Ibsen

Pero como no todo es trabajo en la vida de un actor, Leyrado aprovecha muy bien las tardes de sol para pasarla en familia. Abuelo de tres nietos –Mía, Francisco y Agustín Ezequiel–, obviamente el más chiquito, de dos años, es su debilidad. Además, es su gran compañero de picados en la playa de Honu Beach, bien cerca del Faro.

"¿Qué clase de abuelo soy?", le comentaba Leyrado a GENTE. "¡Uno muy divertido! Juego con mis nietos, los malcrío… Los disfruto enormemente. También los acompaño. Me enseñan las cosas que no sé hacer con esos aparatos infernales. Aunque en realidad no tengo demasiada necesidad: computadora no uso y el iPad, sólo para leer el diario. Aún prefiero el papel, el olor del papel, el peso del papel… Una pantalla es muy distante para leer una historia que te remonte a algo".

En la Honu Beach, Leyrado no sólo habla de teatro: “Hoy, la mujer empieza a tener el lugar que siempre debió ocupar, y yo lo vivo con gran alegría”.
En la Honu Beach, Leyrado no sólo habla de teatro: “Hoy, la mujer empieza a tener el lugar que siempre debió ocupar, y yo lo vivo con gran alegría”.

Pero ahora no es tiempo de lecturas para el gran actor, sino de disfrutar a su nieto Agustín quien, ajeno al Ace de Oro y obviamente a la fama que hace veinte años obtuvo como Panigassi, sólo le importa que su abuelo le
devuelva la pelota
.

Por redacción Gente
Fotos: Diego García

SEGUÍ LEYENDO: