El príncipe William y Kate Middleton llegan para el bautismo de su hijo Louis con Charlotte y George y custodiados por el príncipe Harry y Meghan Markle (AFP FOTO / POOL / Dominic Lipinski
El príncipe William y Kate Middleton llegan para el bautismo de su hijo Louis con Charlotte y George y custodiados por el príncipe Harry y Meghan Markle (AFP FOTO / POOL / Dominic Lipinski

Setenta y un años después de aquel 9 de julio en que anunció su compromiso con el príncipe Felipe, la reina Isabel II (92) se dio el lujo de no asistir al bautismo de su sexto bisnieto. Convencida de que los Duques de Cambridge y sus hijos son por sí solos un gran cuadro, la soberana británica priorizó sus compromisos del martes con la Royal Air Force, y del viernes con Donald Trump.

Y no se equivocó. Porque William (36) y Kate Middleton (36) junto a sus hijos, los príncipes George (5) y Charlotte (3), fueron suficientemente atractivos como para presentar al pequeño Louis, de dos meses y medio. Con el príncipe Harry (33) y Meghan Markle (36), su flamante esposa, siguiéndoles los pasos.

LA VICTORIA DE LAS TRADICIONES. Minutos antes de las cuatro de la tarde, el príncipe Louis Arthur Charles de Inglaterra –que nació el último 23 de abril y es quinto en la línea de sucesión al trono– llegó a la capilla real del Palacio Saint James en brazos de su madre. Vestía una réplica del vestido de bautismo que en 1841 la reina Victoria mandó a diseñar para su hija con encaje Honiton y satén. Confeccionada por Angela Kelly, la réplica fue usada por primera vez en 2008 por James, nieto menor de la reina.

El príncipe Louis con la réplica del vestido de bautismo que en 1841 la reina Victoria ordenó para su hija (Foto AFP)
El príncipe Louis con la réplica del vestido de bautismo que en 1841 la reina Victoria ordenó para su hija (Foto AFP)

Entre cánticos interpretados por el coro de la capilla y las lecturas de San Marcos y los Efesios, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, derramó agua del río Jordán en la cabeza del tercer hijo de los Duques de Cambridge. Fue sobre la Lily Font, la pila bautismal de plata que también estrenó la hija mayor de la reina Victoria.

La ceremonia duró cuarenta minutos. ¿Los padrinos? Seis para el príncipe Louis, mientras George tiene siete y Charlotte, cinco. Ellos son los amigos de William: Nicholas van Cutsem, Guy Pelly –hijo de una amiga de Lady Di – y Harry Aubrey-Fletcher –de Ludgrove School y Eton College–. Y de Kate: Lady Laura Meade –la mujer de James, íntimo de William–, Hannah Carter –amiga de Marlborough College– y Lucy Middleton –prima de la princesa–.

La ceremonia siguió con un five o'clock tea en Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos con Camila , donde los invitados comieron la torta de bautismo preparada sobre la base de una porción de la torta de casamiento de sus padres. Todo para que las tradiciones sigan vigentes e Inglaterra le dé la bienvenida al nuevo principito ¡como Dios manda!

Por Ana van Gelderen.
Fotos: AFP.