El sábado pasearon por las arenas del balneario Honu Beach (Foto: Christian Heit)
El sábado pasearon por las arenas del balneario Honu Beach (Foto: Christian Heit)

"Nos estamos tomando esta relación con calma, pero dispuestos a apostar por ella", afirman cada vez que se los consulta Mica Viciconte (29) y Fabián Cubero (39). Sus acciones parecen apuntalar cada una de sus palabras.

Después de vivir una apasionada mini luna de miel en el Caribe mexicano, viajaron a Mar del Plata, curiosamente, la ciudad natal de ambos, esta vez acompañados por las tres hijas del futbolista y Nicole Neumann: Sienna (3), Allegra (6) e Indiana (9).

Claro, y vale admitirlo, el viaje estaba planeado desde hacía tiempo, ya que la familia se había comprometido a asistir, el sábado 9, al cumpleaños de 15 de Martina, la hija de la prima de Fabián. Por ello el jueves previo, una vez que sus hijas salieron del colegio, los cuatro (aún sin Mica) partieron hacia Mar del Plata. Bueno, más que cuatro, cinco: llevaron a un Jack Russel, el perro que Viciconte le iba a regalar a su hermano Diego.

El domingo almorzaron en la casa de Hugo y Marcela, los padres de Mica: ellos, raviolesfritos, brusquetas y paella; las nenas –Indiana, Allegra y Sienna–, hamburguesas. Lara y Diego, los hermanos de ella, también participaron (Foto Instagram)
El domingo almorzaron en la casa de Hugo y Marcela, los padres de Mica: ellos, raviolesfritos, brusquetas y paella; las nenas –Indiana, Allegra y Sienna–, hamburguesas. Lara y Diego, los hermanos de ella, también participaron (Foto Instagram)

Lo cierto es que Mica pisó La Feliz el viernes por la noche, tras cumplir sus compromisos laborales en La tribuna de Guido e Incorrectas, junto a Moria.

Aterrizó en el aeropuerto de Camet, donde la aguardaban Fabián y su hija menor. De allí, directo a la casa de Soledad, la hermana de Cubero: su cuñado agasajó a todos con un asado y ahí se quedaron a dormir.

Arrancaron el sábado en lo de Lara, hermana de Mica. Tomaron unos mates y partieron hacia el parador Honu Beach, al lado del Aquarium, en plan de almuerzo. "Pese al frío, las nenas quisieron jugar en la playa. Fuimos, caminamos y hasta hicimos algunas piruetas en la arena", contó Fabián.

Estoy feliz, porque pudimos disfrutar de un fin de semana en familia. Fueron nuestras primeras mini vacaciones todos juntos, y la pasamos excelente

Luego alcanzaron a Mica hasta lo de sus padres, y Fabián y las chicas se cambiaron y partieron al cumpleaños de 15 de Martina. Esa noche Mica salió con sus amigas marplatenses.
El domingo todos se reencontraron para almorzar en la casa de Hugo y Marcela, los padres de Viciconte. Prepararon ravioles fritos, brusquetas y paella, y hamburguesas para las nenas.

A la mesa se sumaron Diego y Lara, los hermanos de Mica. Entonces disfrutaron de una sobremesa inolvidable. "Estoy feliz, porque pudimos disfrutar de un fin de semana en familia. Fueron nuestras primeras mini vacaciones todos juntos, y la pasamos excelente. Entre nosotros hay mucho amor", admitió Cubero a un amigo, de regreso a la Capital Federal, aún movilizado por el par de días disfrutados con su pareja e hijas y antes de que Mica se pusiera a ayudar a Indiana y Allegra con las tareas del colegio.

Por Pablo Procopio
Fotos: Christian Heit.