Sebastián Estevanez, Eleonora Wexler y Wanda Nara en plena grabación.
Sebastián Estevanez, Eleonora Wexler y Wanda Nara en plena grabación.

Una rubia motoquera llamada Guadalupe tiene un accidente con un auto y termina tirada en el pavimento. Afortunadamente, Rafa Farías, un enfermero sonriente y de buen corazón, ve la escena e inmediatamente se acerca a ayudarla. Después de levantarle con cuidado la visera del casco, la mira a los ojos y le dice: "¿Me escuchás?". Ella, asustada, asiente y comienza a gritar que le duele tremendamente el brazo. Él, rápido y diligente, pide una ambulancia y ella, con los ojos llorosos y la voz entrecortada, expresa: "Tuve suerte… tuve mucha suerte de chocar cerca de un enfermero".

Junto a Sebastián Estevanez. “Mauro está de acuerdo en que haga todo, siempre y cuando mi prioridad sea seguir su carrera”, confesó Wanda.
Junto a Sebastián Estevanez. “Mauro está de acuerdo en que haga todo, siempre y cuando mi prioridad sea seguir su carrera”, confesó Wanda.

Esta escena, que se verá el mes que viene por la pantalla de Telefe, fue protagonizada por Wanda Nara (Guadalupe) y Sebastián Estevanez (Rafa Farías). Ambos compartieron con Eleonora Wexler (Marcela Ríos) dos jornadas de filmación en los Estudios Pampa. Para los protagonistas de Golpe al corazón fueron dos días más de rodaje. Para la rubia, que vive desde 2014 en un penthouse de Milán, Italia, fueron cuarenta y ocho horas de aventuras. Y así las vivió.

Wanda disfrutó su experiencia en el set. Sebastián Estevanez dijo: “Es muy buena actriz”
Wanda disfrutó su experiencia en el set. Sebastián Estevanez dijo: “Es muy buena actriz”

Con su cartera Chanel de color naranja toscana, llegó bien temprano al camarín número doce que le asignaron, frente al de Wexler. Allí recibió a la maquilladora y, mientras sus párpados se iban tornando dorados, se entretuvo compartiendo en las redes selfies de ella con diversos filtros de orejitas y hociquitos. Luego, cuando estuvo lista, terminó de repasar la letra con una apuntadora –que tenía las uñas pintadas con los colores de la Selección– y salió a filmar con total soltura la escena del accidente, ante la mirada de técnicos y curiosos.

Rafa Farías, un enfermero de buen corazón, ve el accidente y se acerca a ayudarla. Después de levantarle con cuidado la visera del casco, la mira a los ojos y le dice: “¿Me escuchás?”.
Rafa Farías, un enfermero de buen corazón, ve el accidente y se acerca a ayudarla. Después de levantarle con cuidado la visera del casco, la mira a los ojos y le dice: “¿Me escuchás?”.

Su segunda aparición en una tira de televisión (la primera había sido en 2006, en Casados con hijos) estuvo colmada de ocurrencias. Una de ellas fue que en la ambulancia se dio el gusto de cantar algunas estrofas de Tu veneno, el hit que lanzó Natalia Oreiro en el 2000. Una experiencia delante de la cámara por demás entretenida, que incluyó almuerzos, rondas de mate y un termo de regalo (del mismo Estevanez, quien luego dijo de ella: "Es muy buena actriz").

Él pide una ambulancia y ella, con los ojos llorosos y la voz entrecortada, dice: “Tuve suerte… tuve mucha suerte de chocar cerca de un enfermero”.
Él pide una ambulancia y ella, con los ojos llorosos y la voz entrecortada, dice: “Tuve suerte… tuve mucha suerte de chocar cerca de un enfermero”.

Todo esto es solo un precalentamiento para el plato fuerte que va a dar que hablar: en mayo de 2018, la mujer del futbolista comenzará el rodaje de su primera película como protagonista.

Hablando del drama que escribió Vera Fogwill, la mediática dijo: "La peli va a estar muy buena y la voy a hacer con un actor impresionante. La verdad, es un gran desafío y por eso me voy a preparar desde ahora".

Hubo mate, charlas y buena onda. Wanda se animó a cantar Mi veneno, el éxito de Natalia Oreiro. Todos aplaudieron.
Hubo mate, charlas y buena onda. Wanda se animó a cantar Mi veneno, el éxito de Natalia Oreiro. Todos aplaudieron.

El guión de la historia trata sobre el abuso infantil, tiene ciento cuarenta páginas y ella las leyó de un tirón. "No paré de leer. Y de algo estoy segura: si me divierte y me engancha un personaje, lo voy a hacer. ¿Por qué no? Todo lo que sea trabajar me parece que está bueno. Y Mauro está de acuerdo en que haga todo, siempre y cuando mi prioridad sea seguir su carrera". Por supuesto que sí: los tres meses de filmación coincidirán con las vacaciones del Inter y el parate de los torneos de fútbol por el Mundial.

Por Kari Araujo. Fotos: MovilPress