Soplan vientos de renovación. La asociación tiene un nuevo presidente. Palermo se juega con más equipos y a diez fechas. Se modificaron las reglas. Y el cambio climático se hace notar. ¿Qué no varía? El andar ganador de La Dolfina. Esta vez fue con un inapelable 12 a 5 sobre Ellerstina. El equipo conformado por Adolfo Cambiaso (42), David Stirling (36), Pablo MacDonough (35) y Juan Martín Nero (36) –todos con diez goles de hándicap– venció al conjunto de la familia Pieres para consagrarse campeón del 77º Abierto de Tortugas Gran Premio Macro.

La sucesora. En la cancha 1 del Campo Argentino de Polo, el crack de Cañuelas con la Copa Emilio de Anchorena, y Mía (14), su hija mayor y heredera natural de la pasión por el polo, que ya tiene 4 de hándicap
La sucesora. En la cancha 1 del Campo Argentino de Polo, el crack de Cañuelas con la Copa Emilio de Anchorena, y Mía (14), su hija mayor y heredera natural de la pasión por el polo, que ya tiene 4 de hándicap

Después de dejar atrás el empate en un gol del primer chukker, La Dolfina sostuvo la efectividad y cerró el partido con una infrecuente diferencia de siete goles. Así se llevó el primer campeonato grande de la temporada. Y dejó en claro que quiere una nueva Triple Corona. Porque todo cambia, menos el andar ganador de La Dolfina.

Cambiaso se lleva la pelota ante la marca de Gonzalo Pieres (h)
Cambiaso se lleva la pelota ante la marca de Gonzalo Pieres (h)

ENCADENANDO RECORDS. Fue el sábado 7 de octubre, en la cancha 1 del Campo Argentino de Polo, porque la principal del Tortugas Country Club seguía inhabilitada por lluvia. Por primera vez en Palermo; la de 2012 se había jugado en la 2. Y fue después de un sinfin de idas y vueltas entre Francisco Dorignac, autoridad de Tortugas y ex presidente de la Asociación Argentina de Polo, y Eduardo Novillo Astrada (h), nuevo presidente de la AAP, con el apoyo de los jugadores. De hecho, oficialmente, Ellerstina y La Dolfina llegaron a la final por tener mayor hándicap. Y no por haber ganado los partidos del fin de semana anterior en Palermo, que la organización calificó de "amistosos" –especulando con poder jugarlos entre semana en Tortugas–, pero que los jugadores quisieron disputar de todas maneras.

María Vázquez acompañó a su marido en palenques
María Vázquez acompañó a su marido en palenques

Con su victoria, La Dolfina alcanzó el duodécimo de los últimos trece torneos grandes, con excepción de Hurlingham del año pasado, que había sido para los Pieres –evitando que Cambiaso vaya por una cuádruple Triple Corona consecutiva–. "Todas las finales son especiales, pero lo son más aún en Palermo", coinciden Juanma Nero y Pablo MacDonough, mientras caminan al podio acompañados por sus hijos. "Siempre es importante ganar Tortugas para arrancar con confianza. Jugamos un partido serio. Nos mantuvimos arriba, bien, tanto en ataque como en defensa. Nos metieron nada más que cinco goles", analiza David "Pelón" Stirling tras la premiación, sobre la falta de gol de Ellerstina, que de los cinco convirtió tres de penal y sólo dos de jugada.

Adolfito con Poroto (12) y Myla (7)
Adolfito con Poroto (12) y Myla (7)

Entonces, en busca de un nuevo récord para el hombre que después de los cuarenta años ya los batió todos, Adolfito improvisa: "Vamos por la quíntuple corona. Gané San Jorge, el Jockey, Tortugas… Tenemos que lograr las próximas dos. Nadie lo hizo". Y agrega: "Hay que seguir. Es una lástima que no se haya podido jugar en Tortugas –que tiene historia–, pero los partidos deben jugarse donde la cancha esté más seca. Tenemos este predio, que es el Wembley del polo. Hay que usarlo". Así explica la polémica de la semana y concluye: "El polo está evolucionando… Los jugadores le damos para adelante".

 

Por Ana van Gelderen. Fotos: Matías Campaya y Sergio Llamera.