Combatir la flacidez de ciertas zonas, como los brazos y el famoso “salero”, ya no es una batalla perdida, gracias al mix mágico de la hidroxiapatita de calcio, más conocida como Radiesse, y Ultherapy®.
Combatir la flacidez de ciertas zonas, como los brazos y el famoso “salero”, ya no es una batalla perdida, gracias al mix mágico de la hidroxiapatita de calcio, más conocida como Radiesse, y Ultherapy®.

Lograr cambios corporales de adentro hacia fuera es tendencia en todo el mundo, y no solo a nivel estético. Llevar adelante una vida saludable, con hábitos que incluyan alimentación balanceada, actividad física y tiempo para el relax, es una constante que agrega calidad a los años.

Sin embargo, hay algunos detalles estéticos que no se pueden mejorar si no es a través de la ayuda de las nuevas tecnologías y tratamientos.

Combatir la flacidez de ciertas zonas, como los brazos y el famoso "salero", la cara interna de las piernas y las rodillas y hasta las estrías, ya no es una batalla perdida, gracias al mix mágico de la hidroxiapatita de calcio, más conocida como Radiesse, y Ultherapy®.

"Es una excelente combinación de tratamientos para bioestimular los tejidos, tensar la piel y redensificarla. Existe una importante potenciación en el estímulo en la síntesis de colágeno y elastina", explica la Dra. Dra. Mariel Mac Guire Ram, dermatóloga de Be Cool Center.

Fernanda Lasa, especialista en dermatología y clínica médica y miembro de Sociedad Argentina Dermatologia.

La bioestimulación corporal con Radiesse se aplica mediante microinyecciones de este material de forma más diluida. El calcio funciona como un fuerte estímulo para la síntesis de colágeno nuevo de tipo I, que tensa la piel, le da estructura y mejora la calidad. Por eso,  es un tratamiento perfecto para tratar flacidez, celulitis, arrugas, estrías y cicatrices.

"Las micro esferas del Radiesse producen un estímulo directo en la síntesis de colágeno nuevo, es considerado un ´lifting Líquido´ que, sumado al ultrasonido microfocalizado del Ultherapy®, es el mejor tratamiento para combatir la flacidez facial y corporal", añade la Dra. Alejandra Bugallo, especialista en medicin estética.

Las bioestimulaciones con Radiesse se realizan de dos a tres sesiones con intervalos de uno a dos meses entre sesiones. Va a depender del área a tratar y el grado de flacidez.

Las zonas a tratar son escote, brazos, abdomen, piernas, rodillas, glúteos. También se utiliza para tratar estrías.

Flavia Palmiero se atiende en Be Cool Center.
Flavia Palmiero se atiende en Be Cool Center.

Levanta y reafirma
La tecnología del ultrasonido se instaló como una de las preferidas de las mujeres a la hora de buscar resultados estéticos rápidos, duraderos y no invasivos.

Con más de un millón de tratamientos realizados en todo el mundo a nivel facial, Ultherapy® es furor entre las famosas: Jennifer Aniston, Gwyneth Paltrow y Kim Kardashian son solo algunas de las celebrities que se convirtieron en fanáticas. Y, en nuestro país, Falvia Palmiero es una de las celebrities que se suman y se pone en manos del equipo de Be Cool Center.

La buena noticia es que cada vez son más los especialistas que lo utilizan para combatir la flacidez de diferentes zonas del cuerpo, como los brazos, la parte superior de las rodillas y la pancita.

"El mecanismo de acción es el ultrasonido y funciona generando ondas de choque que al interactuar con el tejido, generan calor. La piel se calienta en profundidad sin calentar la superficie. La gran ventaja es que podemos elegir hasta qué profundidad tenemos que llegar al tiempo que vemos esas capas y nos aseguramos tratar las zonas que lo necesitan. Esos puntos se retraen y tensan de modo inmediato y, a largo plazo, reorganizan las fibras de colágeno", puntualiza el Dr. Sergio Korzin, especialista en cirugía plástica y estética, miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SACPER) y director de Lasermed.

Por su parte, la especialista en dermatología Dra. Velia Lemel, explica que el Ultherapy® "es un equipo que trabaja con ultrasonido localizado de alta intensidad que permite tratar y ver dónde se está depositando la energía. Esto brinda precisión y seguridad para poder llegar desde los planos profundos hasta los más superficiales".

"Este tratamiento, no quirúrgico y ambulatorio, está aprobado por la FDA después de demostrar seguridad en varios estudios clínicos", añade por su parte la Fernanda Lasa, especialista en dermatología y clínica médica y miembro de Sociedad Argentina Dermatologia.

Con una sesión al año, los cambios que se logran con Ultherpy® se notan a simple vista. Se puede realizar en cualquier momento, ya que no genera fotosensibilidad.

SEGUÍ LEYENDO: