El próximo Call of Duty promete explotar las capacidades de la nueva generación de consolas

Activision confirmó en una ronda de acreedores en el contexto del año fiscal 2021 que será desarrollado por Sledgehammer Games

El éxito de Call of Duty -y sobre todo el modo Warzone- no es una noticia. El suceso de las últimas entregas de la franquicia de Activision se traduce en jugosos dividendos que marcaron récords históricos en la recaudación de la compañía, tal como lo comunicaron en la reciente ronda de acreedores de cara al año fiscal 2021. Tal es así que ya se han expresado distintos voceros de la empresa, asegurando que Call of Duty está marcando el camino a seguir en términos de márketing y tratamiento no sólo a la exitosa serie bélica, sino también con el resto de las grandes propiedades intelectuales que posee la compañía en su portfolio. Por esto es que Call of Duty ocupó un lugar preponderante en la llamada, donde Activision confirmó una serie de datos que nos hacen dar una idea de la forma que tendrá la próxima entrega de la franquicia.

Así las cosas, se confirmó que tal como apuntaban las filtraciones previas, el próximo Call of Duty tendrá una ambientación anclada en la Segunda Guerra Mundial, aunque no se ofrecieron detalles respecto al período específico que tomará el estudio para plantear la narrativa. En cuanto a su desarrollador, se confirmó que Sledgehammer Games serán los responsables de la creación de un título que será “diseñado para la nueva generación de consolas, con gráficos asombrosos en tres modos específicos: campaña, cooperativo y multiplayer”. Aunque no se hizo referencia específica a Warzone, se dio a entender que formará parte del “ecosistema de Call of Duty”, lo cual ya está dando lugar a distintas especulaciones por parte de los fanáticos de la franquicia.

Otro de los datos que se desprenden de la llamada es la franja determinada para la fecha de lanzamiento, ubicada -como suele suceder con la franquicia- entre los meses de septiembre y diciembre de este año. También se anunció que Sledgehammer Games sumará otro estudio para fortalecer el desarrollo del juego con sede en Toronto, Canadá, el cual se incorpora a las sedes ubicadas en California, Melbourne y Foster City. Todavía queda mucho por conocer del próximo Call of Duty, pero esto termina por desestimar los rumores que afirmaban que no habría entrega este año, rompiendo un ciclo anual que se mantiene vigente desde hace mucho tiempo y que, según se puede apreciar, le rinde frutos a Activision.

Al tratarse de la primera confirmación del juego venidero, Sledgehammer Games se pronunció en Twitter utilizando una imagen celebrando la noticia. Tampoco es que le sea esquiva la franquicia: es uno de los estudios más longevos en la producción de Call of Duty. Su primera entrada fue prestando soporte a Infinity Ward con Modern Warfare 3, pero tuvieron su oportunidad de brillar con Call of Duty: Advanced Warfare, un título que se animó a introducir nuevos conceptos a la jugabilidad multiplayer, acercando la propuesta a lo vertiginoso de los arena shooter. El próximo punto destacable de su trayectoria fue justamente con Call of Duty: WWII, el primer título de la serie en retomar la inspiración de la Segunda Guerra Mundial para dar forma al relato y al universo en el que transcurre el juego.

Con la inclusión de talentos de Hollywood, Call of Duty: WWII fue bien recibido por aquellos que no supieron ver con buenos ojos la senda experimental que tomó la franquicia con el correr de los años, quienes encontraron su lugar en el mundo en una jugabilidad que abrazó sobremanera los estamentos más tradicionales de Call of Duty en todos los sentidos posibles. Lo realmente interesante será ver cómo es que encajan un título con semejante ambientación en el contexto de Call of Duty: Warzone, además de las diferencias del motor gráfico y físico que tanto dan que hablar ahora que Black Ops está vigente. Como sea, es información que llegará más pronto que tarde, entre E3, Gamescom y otros eventos digitales en el horizonte.