Análisis de “Monster Hunter Rise”: Un nuevo paso en la dirección correcta

La nueva entrega de la popular franquicia japonesa llegó de manera exclusiva a Nintendo Switch para sentar las bases del futuro de la saga

El calendario de lanzamientos para la Nintendo Switch en 2021 no tiene tantos nombres importantes como otros años, por lo que Monster Hunter Rise es uno de los títulos más importantes que la consola híbrida tiene para ofrecer. Como Capcom decidió no lanzar Monster Hunter: World en Switch, la nueva entrega es exclusiva de la plataforma de Nintendo y es sin dudas el próximo paso para esta franquicia que tiene cada vez más fanáticos.

La trama, como en el resto de la saga, es un accesorio para darles la bienvenida a nuevos jugadores, pero no es para nada relevante. Luego de crear al personaje, que puede cambiar de apariencia en cualquier momento de la partida, los usuarios comenzarán su nueva aventura en la aldea de Kamura. Como cazadores, deberán viajar a diferentes locaciones para cazar una gran variedad de monstruos y ayudar a distintos miembros de la comunidad en sus diferentes áreas.

La historia principal se desarrolla en las misiones de la Aldea, que van aumentando de dificultad y se vuelven más variadas. Después de varias horas de cazar monstruos, pasarán los créditos del juego, pero está lejos de ser el final de la experiencia.

Monster Hunter Rise presenta un repertorio de monstruos que incluye clásicos de la saga y varios diseños nuevos (Foto: Captura)
Monster Hunter Rise presenta un repertorio de monstruos que incluye clásicos de la saga y varios diseños nuevos (Foto: Captura)

La fórmula para cualquier juego de la saga es cazar monstruos para recolectar partes y así conseguir mejor armadura y mejores armas. Con esas nuevas herramientas, se pueden cazar monstruos más poderosos y desafiantes, que a su vez darán mejores materiales para crear más equipamiento. Lo cierto es que es mucho más emocionante de lo que suena y por eso es un título que suele dar muchísimas horas de contenido, ya sea en solitario o con amigos.

La anterior entrega, World, simplificó algunas mecánicas clásicas de la saga y mejoró varios de sus aspectos para tener un mayor impacto en las audiencias occidentales. Como resultado, es la entrega más vendida de la saga por millones y millones de copias. Monster Hunter Rise es un nuevo paso en esa dirección, con un muy bien logrado balance entre lo que hizo grande a la franquicia y elementos nuevos que seguramente se volverán la nueva norma para la saga.

Jugadores novatos se encontrarán con una enorme cantidad de tutoriales durante las primeras horas de juego. Incluso llegando al final también aparecerán algunos extra para entender cómo funcionan ciertas mecánicas e ítems. Puede resultar algo abrumador en un principio, pero son herramientas útiles que quedan a mano en caso de necesitarlas. De todas maneras, hay tanto contenido por cubrir que a veces los tutoriales no alcanzan y es muy probable que los jugadores terminen descubriendo algunas características por su cuenta.

Los wirebugs aportan novedades al combate, la movilidad y la montura de monstruos (Foto: Captura)
Los wirebugs aportan novedades al combate, la movilidad y la montura de monstruos (Foto: Captura)

Entre las principales novedades de Monster Hunter Rise están los Cordópteros o Wirebugs en inglés. Estos insectos fluorescentes agregan una nueva capa de movilidad a la aventura y permite hacer nuevos movimientos útiles a la hora de cazar, ya sea para atacar o esquivar a un oponente. Los jugadores tienen una gran variedad de armas para elegir, cada una con su estilo de pelea y sus habilidades especiales, y los wirebugs suman un nuevo movimiento, que en algunos casos sirve para hacer gran daño a los monstruos del juego.

Esta incorporación no queda ahí, porque ahora la exploración de los diferentes escenarios tiene mucha más verticalidad. A pesar de no ser mundos abiertos con una enorme interactividad como presentaba World, en Rise es muy bien recompensada la exploración de cada ecosistema porque se pueden encontrar muchos potenciadores de atributos en el camino a la cacería. También hay secretos y misiones secundarias que requieren encontrar ítems particulares a los que no se puede llegar sin wirebugs.

Por último, la gran novedad que agregan estos cordópteros permite montar monstruos una vez se les hace cierta cantidad de daño. Aunque es algo que ya se hacía en el título anterior, en esta ocasión se suman muchas más posibilidades y se alargó mucho más el tiempo de montura. Así, se puede montar un monstruo en una punta del mapa y se lo puede llevar al otro extremo para infligir daño sobre la criatura que en realidad se quiere capturar.

Los Palamutes son una de las grandes novedades de Monster Hunter Rise y aportan a la nueva dinámica del título (Foto: Captura)
Los Palamutes son una de las grandes novedades de Monster Hunter Rise y aportan a la nueva dinámica del título (Foto: Captura)

Estos nuevos componentes permiten tener una experiencia más balanceada para expertos y novatos y obliga a pensar diferentes estrategias según el monstruo que se quiere cazar y la locación en la que se encuentra. Como en los demás juegos de la franquicia, la preparación antes de la cacería es la mitad del trabajo, pero las nuevas mecánicas también invitan a experimentar sobre la marcha.

Otra importante adición a la jugabilidad son las criaturas llamadas Palamutes. Se trata de perros de gran tamaño que se pueden montar y que acompañan en la cacería con diferentes ataques. Todos estos elementos combinados, junto con algunas modificaciones en los ítems y los menús, hace que Monster Hunter Rise sea la entrega más dinámica de la saga. Gracias a estos cambios no hay tiempos muertos y las mecánicas no son tan tediosas como en otras entregas, por lo que los jugadores se pueden pasar mucho más tiempo cazando.

Al estar diseñado exclusivamente para Nintendo Switch, Monster Hunter Rise presenta un rendimiento óptimo. Aparte de ser uno de los juegos que mejor se ve en la consola, casi no presenta tiempos de carga y el sistema de juego online funciona de maravilla, ya sea que se juegue con un amigo o con usuarios de cualquier parte del mundo.

La historia de Monster Hunter Rise es uno de sus elementos menos importantes, pero funciona como un extenso tutorial para novatos (Foto: Captura)
La historia de Monster Hunter Rise es uno de sus elementos menos importantes, pero funciona como un extenso tutorial para novatos (Foto: Captura)

De hecho, el componente online es uno de los más importantes, como sucede también en los juegos anteriores. Las misiones de la Comunidad se pueden hacer en paralelo con las de la campaña para un solo jugador o en otro momento que el jugador elija. La dificultad es mucho mayor y se ajusta también a la cantidad de cazadores presentes. Así, alarga la vida útil del juego por muchas horas más, incluso presentando los mismos monstruos que el modo offline. La campaña para un solo jugador, de hecho, es tan fácil que parece ser el tutorial para después embarcarse en la verdadera aventura que propone el modo online.

Capcom ya anunció que sumará contenido al título a fines de abril, por lo que se pueden esperar muchas más novedades para el juego en lo que queda de 2021. Fans de la saga saben perfectamente que esperar, pero los nuevos jugadores no tienen nada de qué preocuparse porque el diseño de la campaña está hecho para que la progresión se dé al ritmo que quiere el usuario.

Monster Hunter Rise presenta una gran cantidad de novedades que no se pueden cubrir en una sola nota, pero lo cierto es que no todas son aciertos. Las misiones Rampage, por ejemplo, invitan a los jugadores a defender una locación utilizando distintos tipos de torretas en un asentamiento. Es un tipo de jugabilidad muy diferente al del resto del juego y no presenta un gran desafío ni mucha novedad después de las primeras partidas. En parte se debe a la poca variedad de escenarios y monstruos, pero a su vez es un apartado que otorga un tipo diferente de recompensa, por lo que puede resultar útil en ciertas circunstancias.

Las misiones Rampage de Monster Hunter Rise proponen una especie de Tower Defense con varios recursos, pero poco desafío (Foto: Captura)
Las misiones Rampage de Monster Hunter Rise proponen una especie de Tower Defense con varios recursos, pero poco desafío (Foto: Captura)

La nueva entrega de la saga, en resumen, aprende de lo anterior para dar el siguiente paso. Aunque algunas mecánicas posiblemente queden en el camino o sean modificadas en el futuro, muchas de ellas quedarán como uno de los nuevos pilares de la jugabilidad de Monster Hunter en entregas por venir.

Desarrolla: Capcom

Distribuye: Capcom

Fecha de lanzamiento: 26 de marzo de 2021

Plataforma: Nintendo Switch

Puntaje: 9